Las cuentas trimestrales de la operadora

Telefónica supera los 701.000 clientes de fibra en España

Aumenta la inversión un 5,8% con el tirón de la fibra y el 4G

Los accesos móviles se reducen un 10%

Desactiva 569.000 accesos inactivos de conexiones entre máquinas (M2M)

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.

Telefónica España acelera en el desarrollo de los nuevos negocios. La operadora superó los 701.000 clientes de fibra óptica a la conclusión del primer trimestre, casi el doble que en la misma fecha del pasado ejercicio. Entre enero y marzo, registró una ganancia neta de 108.000 clientes, frente a los 100.000 usuarios del cuarto trimestre de 2013.

La operadora que dirige Luis Miguel Gilpérez ha situado a la fibra como una apuesta estratégica clave como fuente de diferenciación y crecimiento, y mantiene el objetivo de cubrir 7,1 millones de hogares a cierre de 2014. Telefónica ha explicado que en el primer trimestre, la red de fibra se ha expandido a 589.000 nuevos hogares, hasta alcanzar 4,1 millones (6,1 millones de unidades inmobiliarias), 1,8 millones más que en marzo de 2013. Con este avance, Telefónica sube la presión frente a rivales como Vodafone, que está en proceso de comprar Ono, Orange y Jazztel.

En términos generales, Telefónica España registró unos ingresos de 2.992 millones de euros, un 8,2% menos que en el primer trimestre de 2013. La operadora ha defendido, no obstante, la mejora de la tendencia, puesto que el descenso es 3,7 puntos porcentuales inferior al registrado en el cuarto trimestre de 2013. España se mantuvo como primer país del grupo en aportación de ingresos por delante de Brasil.

La inversión ascendió a 267 millones de euros en el primer trimestre, un 5,8% más que en el mismo periodo del pasado año, y refleja la aceleración del despliegue de la red de fibra y de móvil 4G.

La operadora ha indicado que al cierre del primer trimestre tenía 40,7 millones de accesos. Telefónica ha explicado que Movistar Fusión continúa siendo la palanca fundamental de crecimiento de la compañía y ya alcanza una base de 3,2 millones de clientes y de 1,2 millones de líneas adicionales. Así, la teleco ha afirmado que, en el contexto de Movistar Fusión, el segmento residencial representa el 64% de los clientes de banda ancha fija y el 50% de los clientes móviles de contrato.

La base total de accesos móviles se situó en 18,1 millones, un 10% inferior a marzo de 2013, impactada por una limpieza del parque de usuarios con la desactivación de 569.000 accesos inactivos de conexiones entre máquinas (M2M) de contrato móvil. El segmento de contrato representa ya un 78% sobre el total (+3 puntos porcentuales interanual) y la penetración de smartphones se situó en un 54% (+12 puntos porcentuales interanual) impulsando el crecimiento interanual del tráfico de datos hasta el 8,4% en el periodo enero-marzo. La cobertura de la red LTE alcanza el 44% de la población a cierre del trimestre.

El ingreso por cliente móvil (ARPU) del periodo enero-marzo se redujo un 12,7% interanual, impactado por los recortes de las tarifas de interconexión.