Los ingresos caen un 13,5%

Telefónica reduce el beneficio un 23,2% hasta marzo con el impacto de los tipos de cambio

La teleco gana 692 millones de euros en el primer trimestre

La deuda neta se sitúa en 42.724 millones a final de marzo

La variación de los tipos de cambio resta 11,8 puntos porcentuales al crecimiento de ingresos

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.

Telefónica registró un beneficio de 692 millones de euros en el primer trimestre del año, un 23,2% menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio, una cifra que se sitúa ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas. La ganancia por acción bajó un 27% hasta 0,15 euros. A la apertura, las acciones de la operadora bajaron cerca de un 1,6%, descenso que se está ampliando con el transcurso de la sesión. Cerca del mediodía, caían casi un 3%. Ayer subieron más de un 1%.

Los ingresos bajaron un 13,5% hasta 12.232 millones de euros, en un periodo marcado por el endurecimiento de la competencia en países como Brasil y Alemania, y el impacto de los tipos de cambio. En este caso, Telefónica ha explicado que los resultados se ven impactados en el trimestre por la variación de los tipos de cambio, que restan 11,8 puntos porcentuales al crecimiento interanual de los ingresos y 11,7 puntos porcentuales al del beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Oibda). De igual forma, según explica Telefónica, se ven igualmente afectados por los cambios en el perímetro de consolidación, especialmente por la venta de Telefónica República Checa, que reducen los ingresos en 3,1 puntos porcentuales y el Oibda en 3,7 puntos porcentuales.

En términos orgánicos, por el contrario, Telefónica señala que los ingresos aumentaron un 1,5%, por cuarto trimestre consecutivo. La teleco ha precisado que de excluir el efecto negativo de la regulación, los ingresos orgánicos crecerían un 3,4% interanual.

El Oibda se situó en 3.929 millones de euros, un 14% menos en términos reportados y un 0,5% más en términos orgánicos. El margen de Oibda se situó en el 32,1%, 0,2 puntos porcentuales menos en términos reportados que en el mismo periodo del ejercicio anterior y 0,3 puntos porcentuales menos en términos orgánicos. "Es una erosión muy limitada", ha destacado la compañía en la presentación remitida a la CNMV, indicando que se está consolidando la tendencia de estabilización. 

Los gastos por operaciones ascendieron a 8.548 millones de euros con un crecimiento del 1,5% interanual orgánico (caída del 13,0% en términos reportados), “desacelerando su ritmo de crecimiento interanual por segundo trimestre consecutivo resultado del estricto control de costes y las medidas de eficiencia, a pesar de la alta actividad comercial”.

La deuda neta de Telefónica a la conclusión de marzo se situó en 42.724 millones de euros, con un ratio de endeudamiento de 2,30 veces, a pesar de los impactos estacionales en la generación de caja y del impacto de la devaluación implícita del bolívar venezolano. Hace un año, la deuda era de 51.809 millones de euros y en junio de 2012 llegó a superar los 58.310 millones.

La operadora ha indicado que de incluir las operaciones de gestión de la cartera de activos no incluidas al cierre del trimestre, como la venta de Telefónica Irlanda, la deuda se situaría en 41.944 millones y el ratio de endeudamiento en 2,27 veces. La compañía ha defendido el incremento de la flexibilidad financiera logrado en el trimestre, con una reducción de la deuda financiera neta de 2.657 millones. 

El capex de Telefónica se situó en 1.555 millones de euros, un 19,9% menos en términos reportados y un 29,7% más en términos orgánicos. La operadora destaca la aceleración del proceso de modernización de su red, indicando que más del 69% del total se ha destinado a la transformación y crecimiento del negocio.

El flujo de caja libre ascendió a 339 millones de euros, con una mejora interanual de 796 millones, a pesar del incremento del capex, la evolución de los tipos de cambio y las variaciones en el perímetro de consolidación.

Durante el primer trimestre de 2014, la actividad de financiación de Telefónica en los mercados de bonos y préstamos se ha situado en torno a los 5.700 millones de euros equivalentes. “La actividad se ha centrado principalmente en reforzar la posición de liquidez y suavizar el perfil de vencimientos de deuda de los próximos años”, ha indicado la teleco. La compañía, que insiste en que está en una cómoda posición de liquidez, ha destacado que cuenta en la actualidad con líneas de crédito disponibles y comprometidas con diferentes entidades de crédito por un valor aproximado de 12.560 millones de euros, de los que en torno a 11.250 millones de euros tienen un vencimiento superior a doce meses.

Telefónica ha reiterado sus objetivos operativos y financieros establecidos para 2014, incluido el pago de un dividendo de 0,75 euros por acción.

En relación a los accesos, a cierre de marzo se situaban en 313,1 millones, un 1% menos que hace un año por la desconsolidación del negocio de la República Checa y por la venta de los activos del negocio residencial en Reino Unido, sin cuyo efecto crecerían el 2% interanual impulsados por el contrato móvil, especialmente los smartphones y la televisión de pago.

Por regiones, y ya dentro de la nueva estructura aprobada a finales de febrero, Reino Unido registró un incremento de los ingresos del 2,4% hasta 1.644 millones de euros (un 0,3% menos en términos orgánicos). Telefónica España registró una caída del volumen de negocio del 8,2%, por una baja del 8,8% de Alemania, del 18,3% de Brasil y del 12,9% de Hispanoamérica. En términos orgánicos, por el contrario, Brasil e Hispanoamérica lograron crecimientos del 0,2% y el 14,8%, respectivamente.

En términos generales, Telefónica ha destacado la aceleración secuencias del crecimiento interanual de los ingresos de los datos móviles con un avance orgánico del 8,8%, con una subida del 23,6% de los ingresos de datos no-SMS.