Cómo financiar su negocio

El crédito a las pymes vuelve a casa

El acceso al crédito es la principal preocupación de los empresarios

El crédito a las pymes vuelve a casa

La ilusión de emprender, la necesidad de crecer o la obligación de exportar son la principal causa por la que muchos pequeños empresarios necesitan acceder a financiación. El crédito bancario es siempre la primera opción y la sucursal de confianza, el lugar donde las pymes acudirán a informarse desde un principio y allí (por fin) le escuchan más atentamente.

Llegan las buenas noticias. De hecho, el Banco Central Europeo (BCE) ha publicado recientemente los datos de la encuesta de flujo crediticio: en el periodo desde octubre de 2013 a marzo de 2014, las pymes señalaron tener un mejor acceso a los préstamos bancarios en España. Eso sí, recalcan en el informe que “los problemas aún no han terminado”.

El ratio de éxito en la solicitud de préstamos en España ha subido del 52% al 61%. Mientras las peores tasas de concesión están en Holanda (25%) o Grecia (33%). El acceso al crédito sigue siendo la gran preocupación de los empresarios pero la necesidad de financiación bajó un 4% con respecto al periodo anterior (marzo-octubre de 2013).

Bankia ha marcado como uno de sus objetivos estratégicos elevar la cuota de mercado en financiación a empresas. En este sentido, está haciendo especial hincapié en los créditos preconcedidos. La entidad tiene, en este momento, un total de 2.000 millones asignados para tal fin, de los cuales 1.300 millones de euros están dedicados a las pymes y 700 millones de euros irían a parar a negocios y autónomos.

Además, recientemente han puesto en marcha un novedoso producto de financiación para pequeñas empresas, comercios y autónomos, asociado al terminal punto de venta (TPV). El servicio denominado CrediTPV está a disposición de aquellos clientes que disponen de dicho terminal con la entidad y les permite financiarse a corto plazo y de manera inmediata para cubrir las necesidades diarias de su negocio. Los importes van de 1.000 a 30.000 euros y tienen un plazo de vencimiento de 12 meses.

Junto a la bancaria, hay otras posibilidades de financiación para la pequeña empresa, estas son algunas de ellas: Instituto de Crédito Oficial, Enisa, CDTI, Cofides, MAB y Avalmadrid.