“Lo importante es el cambio de tendencia”

Economía ve positiva la EPA y prevé creación de empleo entre abril y junio

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha calificado de “positivo” el dato de la EPA del primer trimestre y ha augurado que si se mantiene la tendencia habrá creación neta de empleo entre abril y junio de este año.

En conferencia de prensa, Jiménez Latorre ha opinado así tras conocer que el número de parados bajó en 2.300 personas en el primer trimestre del año, hasta 5.933.300, y la tasa de desempleo se situó en el 25,93 % de la población activa, lo que supone un aumento respecto al cierre de 2013, en tanto que el empleo siguió disminuyendo.

El secretario de Estado ha destacado que habitualmente los primeros trimestres son los peores del año y ha subrayado que, pese a ello, estos tres primeros meses han registrado una caída del empleo “sustancialmente” inferior a cualquier otro periodo equivalente desde el inicio de la crisis.

En este sentido, ha recordado que no se producía un descenso en la tasa de paro en un primer trimestre desde 2005.

Aunque ha admitido que el nivel de desempleo “sigue siendo muy elevado”, a juicio de Latorre “se mantienen las tendencias en la moderación de la caída de la ocupación”, y por tanto confían en terminar el año con una reducción “sustancial” de la tasa de paro.

Para el secretario de Estado, “lo importante es el cambio de tendencia” y gracias a las reformas, “la recuperación va a ser rica en creación de puestos de trabajo”.

En cuanto al empleo público, que ha subido en 11.100 personas en el trimestre respecto al cierre de 2013, el secretario de Estado ha considerado “puede haber ya cierto agotamiento en el ajuste” en este sector, en el que ya ha habido “una corrección importante”.

Sobre la caída de la tasa de población activa (ha bajado en el trimestre en 187.000 personas hasta 22,8 millones), Latorre lo ha relacionado tanto con la caída de población como con la tasa de actividad, y ambas cosas con el paro de larga duración.

También “en buena medida” con la población extranjera que llegó a España en años de expansión, y una vez ha perdido sus puestos de trabajo y la protección por desempleo acuden a otros mercados.