Italia ofrece un pacto a España para comprar la aceitera

El fondo CVC, dispuesto a inyectar 150 millones de euros en Deoleo

Imagen de una envasadora de aceite.
Imagen de una envasadora de aceite.

La oferta del fondo CVC Capital Partners por el grupo Deoleo, líder mundial en la venta de aceite, es la “mejor” no solo porque es por el 100% de la compañía sino porque también prevé una ampliación de capital para inyectar hasta 150 millones de euros, según fuentes próximas a la operación.

Además, el fondo de inversión luxemburgués ofrece un crédito puente de 470 millones de euros de aquí a finales de año, cuando vence un préstamo sindicado de Deoleo, lo que evitaría a la compañía problemas de tesorería y le daría tiempo para renegociar su deuda.

Esto, unido a la disposición a llevar a cabo una ampliación de capital de entre 100 y 150 millones de euros, lo que supone entre el 20% y el 30% del capital de la compañía, colocan la oferta de CVC como la mejor de las presentadas hasta ahora.

Por el momento solo se conocía que CVC estaba dispuesto a pagar 0,38 euros por acción, como confirmó Deoleo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, sin embargo se desconocían más detalles.

La propia compañía reconoció en su hecho relevante que no podía confirmar si se llegaría a un acuerdo o cuándo se alcanzaría éste. 

Italia está dispuesta a pactar con España una operación conjunta para adquirir el líder mundial en venta de aceite envasado, Deoleo, y desbancar así de la puja a algunos de los mayores fondos de inversión del mundo.

El fondo IQ, participado a partes iguales por el Ministerio de Economía y el Banco de Italia y por Catar Holdings, ha transmitido a la Administración española su disposición a aliarse con un inversor español para tomar el control del grupo. De acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones, el fondo italocatarí accedería a no ser el primer accionista de Deoleo. “La propuesta es muy flexible, están abiertos a negociar el porcentaje del capital, aunque ello suponga no ser el accionista mayoritario”, indicaron.

La firma italocatarí mantendría la sede del grupo en España y su actual equipo directivo, así como los contratos con los productores de aceite españoles. “El objetivo del fondo es crear compañías de éxito, no romperlas ni trocearlas”, advirtieron, “por eso también existe un compromiso de mantener e incrementar el actual perímetro de la compañía y el empleo”.

El mensaje de la administración italiana a la española se ha producido esta semana, según las fuentes consultadas. El jueves pasado los interesados en adquirir Deoleo presentaron sus ofertas vinculantes por la compañía en un proceso organizado por JPMorgan.

La operación obedece a la obligación que tienen las entidades financieras intervenidas accionistas de Deoleo (Bankia y Banco Mare Nostrum) de vender sus participaciones industriales. A este proceso se han sumado como vendedoras La Caixa y Kutxabank. Al superar entre las cuatro entidades el 30% del capital de Deoleo, las ofertas se han hecho por el 100% de la compañía (el 30% marca el umbral a partir del cual es obligado el lanzamiento de una opa por la totalidad del capital).

En la actualidad los principales accionistas de Deoleo son Bankia (16,5%); Unicaja (10%,); la cooperativa Hojiblanca (9,9%); CaixaBank (5,28%); Kutxabank (4,8%); y Banco Mare Nostrum (4,8%).

Además de IQ también presentaron sus ofertas Carlyle, una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, que ultima en la actualidad la salida a Bolsa en España de Applus; CVC, accionista de Abertis, Cortefiel, R Cable, y dueño de los hospitales privados IDC (antes Capio); PAI Partners, con sede en París y oficina en Madrid, que ha invertido en las españolas Mivisa y Cortefiel y que compró en 2011 Swissport por 654 millones a Ferrovial; y el fondo estadounidense Rhone.

Como admitió Deoleo en un comunicado a la CNMV la pasada semana, todas las ofertas vinculantes por el grupo no alcanzan el precio de cotización actual del grupo, de 0,4 euros por acción. Fuentes consultadas por este diario señalaron que las anteriores ofertas no vinculantes no llegaron ni siquiera a los 0,3 euros por título.

El fondo IQ fue creado en marzo del pasado año y dispone de 2.000 millones de euros para invertir en empresas estratégicas italianas. La sociedad de inversión ha propuesto a la administración española una operación conjunta con otro inversor del país, ya sea una entidad financiera, una empresa del sector o un organismo público.

En este sentido, las fuentes consultadas señalaron que podría ser con los accionistas españoles que no se han propuesto desprenderse de sus actuales participaciones en Deoleo, la cooperativa Hojiblanca y Unicaja, que juntas controlan el 20% del capital. Y también con el Estado español, que invertiría a través de la Sepi. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, declaró el lunes que a la Sepi le podría interesar comprar una participación minoritaria en Deoleo.

De acuerdo a fuentes del sector CVC, propietario de los derechos de la Fórmula 1, parte como favorito para hacerse con Deoleo, siendo el aspirante más débil el fondo Rhone. Las fuentes consultadas también destacaron la oferta de Carlyle, que contemplaría potenciar la presencia internacional de Deoleo especialmente en el mercado estadounidense. “Deoleo es un líder mundial, pero no ejerce de ello”, comentaron fuentes cercanas a los fondos estadounidenses.

Agricultura pide prudencia

El director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas, abogó ayer por “ser prudentes y esperar” cómo evoluciona el proceso de venta de Deoleo. “Creo que especular sobre lo que puede ocurrir sin tener decisiones tomadas... Creo que es mejor ser prudentes y esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y entonces hacer las valoraciones adecuadas sobre las decisiones que se tomen”, dijo en declaraciones recogidas por Ep.

Miguel Ángel Vázquez, portavoz de la Junta de Andalucía dijo ayer que “ve bien” que la Sepi entre en el accionariado de Deoleo. Vázquez incidió en que el valor añadido de Deoleo se quede en Andalucía, informó Efe, y que la empresa mantenga su sello andaluz y español especialmente ante el interés de IQ.