La gestora de Bankia elimina por completo el cobro a clientes en una de sus carteras

Los fondos de renta fija rebajan las comisiones para evitar pérdidas a sus partícipes

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.

La comisión media de los fondos de renta fija se sitúa por encima del 0,7%, según los últimos datos anuales recopilados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Mientras, la rentabilidad media de la deuda soberana española a corto plazo se sitúa en mínimos históricos. El bono a dos años paga el 0,6%.

El riesgo de que las carteras que invierten a corto plazo obtengan rentabilidades mínimas o incluso acarreen pérdidas para sus partícipes se eleva. Especialmente, en los productos que invierten en activos de renta fija con vencimiento muy cercano, los denominados fondos monetarios, de acuerdo a la terminología del supervisor que dirige Elvira Rodríguez.

En estas carteras, la duración media de la deuda en que invierten ha de ser inferior a seis meses –las últimas letras españolas a ese plazo se colocaron al 0,37%– y con calificación en la renta fija privada al menos cinco escalones por encima del grado de no inversión o bono basura.

“Este es un tema que llevamos tiempo hablando con las gestoras”, explica Javier Velasco, responsable de fondos de Inversis Banco. “Reconocen que en renta fija, con las rentabilidades tan ínfimas que se están consiguiendo, es necesario reducir e incluso eliminar las comisiones, para no perjudicar al partícipe y que logre así algo de beneficio. La tendencia clara es a eliminarlas”.

Dos claves


Intereses. La caída de los tipos de la deuda soberana española a corto plazo está pasando factura a los fondos que invierten en ella. Si en julio de 2012 –el peor momento de la crisis de deuda europea– el bono español a dos años ofrecía un 6,6% ahora da un 0,6%.

Rentabilidad. Los fondos monetarios registraron una caída del 0,02% en el mes de marzo, según Inverco, aunque en el año ganan un 0,2%.

Las dos últimas entidades que han dado este paso son Bankia y Banco Sabadell. La primera ha suprimido por completo las comisiones de gestión y depositaría en su fondo Bankia Banca Privada Fondepósitos. Mientras, la gestora de Sabadell ha decidido rebajar la comisión de depósito del 0,05% al 0,01% en varios de sus productos de renta fija.

“La caída de los tipos de interés de los activos del mercado monetario y la expectativa de que no vayan a repuntar en los próximos meses han provocado que el rendimiento interno de las carteras de los fondos que invierten en esta tipología de activos también haya retrocedido”, explican desde la gestora de Sabadell. “En este contexto de tipos históricamente bajos, Sabadell Inversión ha rebajado las comisiones de los fondos de la gama Progresión y Rendimiento para favorecer la rentabilidad esperada de sus partícipes”.

En 2013, los fondos monetarios tan solo rentaron un 1,18% y en los tres primeros meses de 2014 ofrecieron un retorno exiguo, del 0,20% (tras retroceder un 0,02% en marzo). Las perspectivas para el resto del ejercicio no son muy halagüeñas, después de que el Banco Central Europeo (BCE) y otras autoridades monetarias se hayan comprometido a garantizar unos bajísimos tipos de interés durante bastante tiempo.

Así, el recargo que están cobrando las gestoras, por término medio, en los fondos monetarios es del 0,68% en la comisión de gestion y del 0,08% en la comisión de depositaría: un 0,76% en total, de acuerdo con los últimos datos ofrecidos por la consultora Morningstar. Con lo cual, si el fondo no logra al menos esa rentabilidad en el año, las comisiones se comen todas las ganancias.

Otras gestoras que han optado por recortar estas comisiones son las de BNP Paribas, Banco Santander, BBVA, Crédit Agricole, UBS...

Un movimiento que también se está produciendo en los fondos monetarios y en los que invierten en renta fija es buscar activos con duraciones algo superiores o en renta fija emitida por las comunidades autónomas para arañar unas décimas de rentabilidad.

La escasa rentabilidad ofrecida por este tipo de productos está provocando también una importante huida hacia otro tipo de fondos.

De acuerdo con los últimos datos facilitados por la asociación de fondos y planes de pensiones (Inverco), en lo que va de año han salido casi 100 millones de euros de los monetarios, siendo una de las pocas categorías que pierden patrimonio.

Más de 55.000 millones en productos de bonos

El patrimonio conjunto de los fondos de renta fija ha resurgido, pese al descenso en el patrimonio de los monetarios. Los inversores buscan alternativas, tras el hachazo que el Banco de España dio a la rentabilidad de los depósitos en enero de 2013. El patrimonio conjunto de los fondos de deuda superaba los 55.000 millones a cierre de marzo, según las estadísticas de Inverco. El crecimiento es del 45% respecto al montante del mes en que Luis María Linde impuso los límites a las imposiciones a plazo fijo.

Una comisión media del 0,7% en las carteras que invierten en renta fija implica que las gestoras españolas ingresan unos 380 millones de euros por este concepto. Una rebaja de 0,1 puntos porcentuales supondría dejar de facturar unos 55 millones al año. Eso sí, las diferencias en cuanto al coste de los fondos varía sustancialmente en función del tipo de deuda en el que invierten. “Los monetarios deberían ser los más baratos, puesto que su gestión no implica mayor dificultad”, explican desde una gestora. Los últimos datos de Morningstar apuntan, de hecho, a que la comisión media de las carteras que invierten en deuda a nivel global es notablemente superior: un 1,4% entre gestión y depositaría.

La última moda para invertir en renta fija son los fondos con rentabilidad objetivo, que prometen un interés basado en la promesa de rentabilidad de los activos en los que invierte. Eso sí, no garantizan el rendimiento ofertado. El patrimonio a finales de marzo rozaba los 21.400 millones.