Fidelity, Deutsche Bank, Bankinter y la Caixa elevan sus participaciones

Los institucionales amplían presencia en Jazztel por la posible opa de Orange

José Miguel García, consejero delegado de Jazztel.
José Miguel García, consejero delegado de Jazztel. Reuters

Jazztel sigue en su momento más caliente en los mercados financieros, en los que ya se apuesta por una opa por parte de Orange. Un escenario que ha provocado que algunos de los principales accionistas institucionales de la operadora española hayan ampliado su participación durante las últimas semanas.

Así, Fidelity, segundo accionista de Jazztel por detrás del propio presidente Leopoldo Fernández Pujals, amplió su participación en la empresa hasta alcanzar el 4,95% del capital. Después le han seguido otros inversores.

En la misma línea, Deutsche Bank se ha consolidado como cuarto accionista de Jazztel al ampliar su participación en 348.600 acciones, según los rankings que elabora Bloomberg, hasta alcanzar el 1,94% del capital. Blackrock, Banque de Gestion Privee o Barclays también han ampliado su participación en el grupo durante las últimas semanas.

Entre los inversores españoles, Bankinter ha elevado su participación en la compañía, según estos rankings, en 29.305 acciones. El banco se consolida así como el primer accionista español de Jazztel con un 0,88% del capital. A su vez, la Caixa adquirió más de 193.000 acciones de la operadora, a través de Invercaixa. La gestora de la entidad catalana, a través de distintos fondos de inversión, posee una participación en Jazztel superior al 0,52% del capital. Mutuactivos, Santander, Abante Asesores y Bansabadell Inversión son las gestoras españolas con mayor participación en la operadora.

Estos movimientos coinciden con los rumores, cada vez más fuertes, sobre una posible opa de Orange sobre el grupo español. Según fuentes del mercado, la operadora francesa está trabajando con varios bancos de inversión, entre los que está Bank of America Merrill Lynch, en la búsqueda de distintas opciones estratégicas para el mercado español. Estas fuentes advierten de que la alternativa más clara para el grupo galo, aunque también la más cara, es la compra de Jazztel, para poder responder a la adquisición de Ono por parte de Vodafone. Ni Orange ni Jazztel quisieron hacer comentarios ayer.

Todas estas especulaciones han provocado una fuerte sacudida en Bolsa de las acciones de Jazztel durante las últimas semanas. Desde principios de año acumulan una subida del 36% hasta 10,58 euros. Ayer, sus acciones llegaron a subir más de un 3% a la apertura, si bien, posteriormente, cerraron la jornada con una caída del 0,38%. De todas maneras, los títulos de Jazztel registraron su precio máximo desde 2005 el pasado viernes al alcanzar la cota de los 11,14 euros.

Estos avances han llevado la capitalización bursátil de Jazztel hasta los 2.671 millones de euros, al cierre de la sesión de ayer. Un precio mínimo que podría tener que pagar Orange para hacerse con la compañía española.

Comprar para mantener la posición

Tras el acuerdo de compra de Ono por parte de Vodafone, la presión sobre Orange ha aumentado. Según fuentes del mercado, si Orange quiere mantener la segunda posición del ranking español en la banda ancha fija no tendrá más remedio que adquirir Jazztel. “Es su única opción”, aseguran estas fuentes, que recuerdan que España es el segundo país en aportación de ingresos para la compañía gala, por detrás de Francia. En su opinión, Orange, necesita ganar tamaño para mantenerse como uno de los grandes grupos dentro del proceso de consolidación iniciado en Europa.

Una de las claves es el precio. Fuentes del mercado señalan que, al contrario que Ono, Jazztel es una empresa cotizada y que apenas tiene deuda (cerró el cuarto trimestre con una deuda de 219 millones de euros). “Si la acción está ahora en 10,6 euros, un comprador debería pagar más de 11 euros y pico puesto que debería incluirse una prima”, indican estas fuentes, que añaden que no se va a pagar solo por lo que capitaliza.

Otros analistas apuntan la posibilidad de una integración de Orange España con Jazztel, con un canje de acciones que daría la mayoría del capital de la nueva sociedad al grupo galo. La opción podría encontrarse con el rechazo de muchos accionistas de Jazztel, que en su mayoría apuestan por recibir dinero en metálico por sus títulos.

Votación de la continuidad de Richard

El consejo de administración de Orange va a reunirse hoy para tratar las resoluciones que se votarán en la junta de accionistas de mayo. Entre ellas figura la reelección de Stephane Richard como principal directivo para otro mandato. Según fuentes del sector, de confirmarse la continuidad de Richard, afectado por el caso Lagarde, Orange podría acelerar sus movimientos en España.