Andalucía, destino de inversiones

El desarrollo, la riqueza y el empleo pasan por las minas

El desarrollo, la riqueza y el empleo pasan por las minas

La minería andaluza se ha propuesto convertirse en un referente del sector en Europa, no en vano acumula algunas de las mayores reservas minerales del Viejo Continente. Para la Juntade Andalucía representa uno de los sectoresproductivos con más porvenir, generadorde riqueza y empleo y con excelentesperspectivas de futuro. Por ello ha puesto en marcha iniciativas para reanimarla industria y devolverle el esplendor de otras épocas sin olvidar la sostenibilidad y el medio ambiente.

Algunas de ellas ya están dando sus frutos, como planes de inversión para reanudar las extracciones de los yacimientos de Tres Cruces, en Sevilla, y de Aguas Teñidas, en Huelva. Una estrategia que se completará una vez concluya el concurso internacional y posibilite la reapertura de la mina sevillana de Aznalcóllar, proceso que se quiere hacer sin atajos y conciliando las extracciones con la protección del medio ambiente.

A pesar de que las técnicas de explotación han cambiado mucho desde la década de los noventa, cuando ocurrió el mayor vertido tóxico en España,no se quieren correr riesgos en una actividad estratégica en Andalucía y clave para el desarrollo socioeconómico de determinadas comarcas que,paradójicamente, y pese a la riqueza de su subsuelo, se ven muy afectadas por la actual situación económica.

Existen circunstancias que hay que considerar en el sector de la minería en Andalucía. Mientras que, por unlado, la extracción de áridos comorocas, arenas y grava ha caído considerablementedebido al freno de laconstrucción y la obra pública y el sectorde la roca ornamental mantieneunos índices de producción y ventaaceptables gracias a las exportaciones,por otro, se ha producido un gran resurgimientode la minería metálica.Esto se ha debido al incremento experimentadopor la demanda durante losúltimos años y, en consecuencia, al aumentode los precios del material.

La región
tiene una de
las mayores
reservas
de cobre
de Europa

Países como China e India mantienen una demanda de minerales muy elevada y sostenida en el tiempo. La expansión de sus economías sigue siendo muy fuerte, a pesar de que ya no anotan crecimiento de dos dígitos, y envidiable para cualquiera de las economías occidentales, por lo que es previsible que la demanda seguirá influyendo positivamente en el precio de los metales.

Descontadas las oscilaciones, no se auguran riesgos ni para los intereses de las compañías mineras ni, por supuesto,para sus umbrales de rentabilidad,que, según los expertos, estarían más que garantizados incluso a precios sensiblemente inferiores a los actuales.En definitiva, la demanda sostenidaque se está viviendo, y que se prevé sigaamedio y largo plazo, garantiza el preciode la materia prima, la rentabilidadde los yacimientos y, con ellos, elinterés de las compañías.

La recesión

golpea a las

comarcas

mineras

pese a la

riqueza de

su subsuelo

Política minera

La actividad minera es también una fuente de innovación, de empleo y de riqueza. Para el Gobierno autónomo,la alta capacidad de arrastre de la industriaextractiva, capaz de movilizara su alrededor recursos, empleos e inversionesen I+D+i, es prioritariapara el desarrollo de la economía andaluza.En este sentido, la política minerade la Junta de Andalucía se vertebraen torno a dos grandes líneas deactuación.

NUEVA HOJA DE RUTA (2014-20120)

La Estrategia de la Minería para el
periodo 2014-2020, aprobada el año
pasado en Consejo de Gobierno,
tiene como finalidad orientar estratégicamente
las actividades de investigación
y explotación de los recursos
minerales en toda la comunidad
autónoma, de forma compatible
con la planificación económica, medioambiental
y territorial. Este documento
sustituye al Pormian, el plan
que ha vertebrado la evolución de la
minería andaluza desde su aprobación
en 2010.

La primera se apoya en la promoción de la investigación de emplazamientos donde se pueda extraer minerales, mediante la convocatoria de concursos mineros.Así, más de 550 derechos han entradoen concurso en toda la comunidad durante la legislatura actual. Solo en Huelva, y en 2013, han salido 130 derechos que ocupan una superficie superiora las 65.000 hectáreas. De ellos,40 corresponden al convocado en el primer trimestre del año pasado, y los 90 restantes, al del pasado mes de octubre. Once no pertenecen a la minería metálica. A lo que habría que sumarla convocatoria de otros 21 permisos enSevilla lanzados también en el primer trimestre de 2013 y que afectan a una superficie de 48.700 hectáreas.

Este primer concurso fue resuelto antes del pasado verano, comprometiéndose una inversión de 12,5 millones de euros en ambas provincias aportados por cinco empresas distintas: Emed, CRI y Cambridge Minería, en el caso de Huelva, y Río Narcea y Cobre Las Cruces, en Sevilla.

La segunda línea de actuación de la Junta impulsa proyectos específicos de explotación en los que estén interesadas las empresas. Entre ellas, Riotinto,pendiente de la Autorización AmbientalUnificada (AAU); Aznalcóllar, presentadoslos pliegos del concurso recientemente;Lomero Poyatos, pendientede la elaboración de pliegos paravolver a sacarlo a concurso, y Sotiel-Coronada y Magdalena, ambos deMatsa y en fase de investigación.

También en colaboración con el Instituto Geológico y Minero de España(IGME), se ha elaborado la Cartografíade Recursos Minerales de Andalucía, publicada en 2012. Paralelamente comenzó un estudio muy detallado, sin precedentes en la comunidad autónoma, y que concluirá durante las próximas semanas.

Esta actividad también se incentiva con la creación del Portal Andaluz de la Minería, un instrumento que permite potenciar la marca Andalucía ante inversores e investigadores de otros países y que, además, contribuye a mejorarla gestión de la información y las tramitaciones administrativas.

Todo bajo control para la reapertura de Aznalcóllar

El desarrollo, la riqueza y el empleo pasan por las minas
La reapertura de la mina sevillana de Aznalcóllar, prevista para 2015 tras un concurso internacional de explotación, es el proyecto más ambicioso para la recuperación de la actividad.
Por las excepcionales circunstancias que concurren en esta mina,
cuya balsa de vertidos tóxicos sufrió en 1998 una rotura que supuso
el mayor vertido tóxico en la historia de España, la reanudación de la
actividad extractiva ha estado precedida de todas las medidas preventivas para minimizar y controlar los riesgos que la minería supone en un entorno tan cercano al Parque Nacional de Doñana.
Entre estas medidas, se ha tenido en cuenta la solvencia de las compañías concursantes para cumplir las más altas exigencias medioambientales. De hecho, se estableció un procedimiento de concurrencia competitiva para seleccionar la empresa que mejor garantice una extracción segura, comprometida con el entorno y con el desarrollo económico y social de la comarca, incluyendo la restauración de la zona explotada y garantías de cumplimiento de ley para evitar catástrofes.
El concurso verifica también que en ningún caso sea admitida ninguna
empresa que, directa o indirectamente, tenga relación alguna con la multinacional Boliden, o que tenga deuda pendiente alguna con las administraciones competentes.
Aznalcóllar tiene una superficie de 950 hectáreas y reservas de
cobre, plomo, zinc, oro y plata de 35 millones de toneladas.

Las Cruces, con la vista puesta en los gigantes asiátiacos

El desarrollo, la riqueza y el empleo pasan por las minas
El desarrollo de mercados emergentes tan potentes como India o China –que requiere más del 40% del total del cobre mundial– y la aparición de nuevas formas de demanda, como el desarrollo del coche eléctrico o de infraestructuras altamente necesitadas de metales, propician que Sevilla y Huelva recuperen su actividad
minera. Es el caso de Las Cruces, en el municipio hispalense, con una inversión de 850 millones de euros entre 1994 y 2013 y otra prevista, a medio plazo, de 150 millones. La mina produce sobre todo cobre y potencialmente oro, plata, zinc y plomo.

Aguas teñidas duplica sus reservas de cobre bajo tierra

El desarrollo, la riqueza y el empleo pasan por las minas
La zona minera de Aguas Teñidas, en Huelva, que produce
principalmente cobre, zinc, plomo y potencialmente plata, recibió una
inversión de 450 millones de euros en activos entre 2006 y 2013 para impulsar las extracciones y en los próximos tres años recibirá otros 330,2 millones.
La mina tiene un área de excavación de 297,51 kilómetros cuadrados y 1.600 metros de profundidad de excavación y se estima, tras los cálculos realizados a finales de 2013, que sus reservas ascienden a 40
millones de toneladas, casi el doble de las valoraciones anteriores.

RÉCORDS
Andalucía concentra las mayores reservas de cobre de Europa, mineral  que llegó alcanzar un precio de 7.000 euros por tonelada el año pasado. La mina de Las Cruces, en Sevilla, es la mayor a cielo abierto activa de Europa y la segunda mayor productora de cobre del continente.

Tiene unas reservas estimadas de 17 millones de toneladas con un área de excavación de 9,5 kilómetros cuadrados y 250 metros de profundidad de excavación.

EVIDENCIAS
La mina de Las Cruces junto a la de Aguas Teñidas (en Huelva) se han convertido en la punta de lanza de un sector en recuperación desde que se reanudó su actividad minera entre finales de 2008 y principios de 2009 y con muy buenas perspectivas procedentes del desarrollo de mercados emergentes en Asia, como China e India, que necesitarán un intenso proceso de urbanización tanto en construcciones como en infraestructuras dependientes de los metales.

INCERTIDUMBRES
Están relacionadas con una cada vez mayor dificultad para acceder a los metales, tanto por los desafíos técnicos y geológicos como por  los administrativos; los límites a la capacidad inversora tras los grandes desembolsos realizados; el encarecimiento de la energía y del factor trabajo a medida que crezca la intensidad tecnológica y la aparición de tecnologías disruptivas que permitan una mayor eficiencia en el uso de los metales e incluso de su reciclado.


POBLACIÓN
El área de influencia de la minería metálica en la zona de Huelva y Sevilla registró un incremento de la población del 3,1% entre 2009 y 2012, superior al crecimiento poblacional del resto de la zona no minera (1,9% de media), hasta alcanzar los 150.000 habitantes, unos 4.500 más que en 2009, mientras que la población en edad laboral (16-64 años) ha
aumentado un 4,3%, frente a un 1% en el resto de municipios no mineros.


EMPLEO
Entre 2010 y 2012 la afiliación en el área de influencia minera se elevó un 34,68%, frente a un descenso del 8,3% de media en el resto de municipios no mineros, lo que se traduce en 1.720 empleos más y 12.231 afiliaciones
adicionales en la zona.