El ajuste se eleva 117.000 millones desde el inicio de la crisis

España logra el primer superávit corriente desde 1990

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

La economía española cerró el pasado ejercicio con un superávit corriente de 7.131 millones de euros, según los datos hechos públicos por el Banco de España. Se trata del primer saldo positivo de la serie histórica, que se realiza desde el año 90, y refleja la profunda correción que ha sufrido España en la crisis económica en este indicador, que mide el saldo negativo de las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias con el exterior. En 2008, España tenía uno de los mayores déficit corriente del mundo (con 110.000 millones) y cinco años después ha conseguido un saldo positivo de 7.131 millones, lo que supone un ajuste de 117.000 millones. La balanza por cuenta corriente cerró 2013 con un el citado superávit frente al déficit de 11.518,7 millones acumulado en 2012, y después de que la economía española haya sido capaz de financiarse por sí misma siete meses consecutivos desde junio del año pasado.

La mejoría experimentada por la balanza de pagos se ha debido al profundo ajuste sufrido por el déficit comercial, que se situó a finales del pasado ejercicio en 11.551,3 millones de euros, gracias a un comportamiento muy diferenciado de exportaciones e importaciones. Las primeras crecieron un 5,1%, impulsadas por el incremento de la base exportadora y la apertura a mercados emergentes, mientras que las importaciones cayeron un 0,9%, como consecuencia de la debilidad del consumo y de la inversión. Una caída del déficit que podría haber sido mayor si España no tuviera un nivel tan elevado de dependencia energética (solo produce el 2% de la energía que consume). Sin esa rúbrica, el déficit se transformaría en superávit comercial.

Pero no solo la balanza comercial se ha comportado de forma positiva. El saldo positivo de la de servicios aumentó el 9,8%, hasta 40.341 millones, como resultado del aumento del 4,3 % del saldo positivo del turismo y viajes que sumó 32.968,6 millones. Este resultado es fruto del año record de visitantes extranjeros (60,6 millones recibidos en 2013), cuyo efecto, sin embargo, se vio mitigado por el primer repunte del gasto de los españoles en el extranjero en cinco años.

El déficit acumulado hasta diciembre de la balanza de rentas disminuyó el 13,92%, hasta 16.110,9 millones, y el déficit de la balanza de transferencias corrientes aumentó el 34,77% hasta situarse en 5.548,2 millones de euros.

El superávit por cuenta corriente sumado al superávit de la cuenta de capital (7.603 millones, el 15,4 % más) da como resultado una capacidad de financiación de la economía española de 14.733,6 millones en todo 2013, frente a la necesidad de financiación de 4.930,2 millones de 2012.

Normas