La prima de riesgo se sitúa en los 200 puntos básicos

El Ibex cierra plano un mes de enero marcado por la crisis de los emergentes

Un inversionista tailandés mira una pared de cifras que muestra los datos del mercado de ganado en la Bolsa de Tailanda en Bangkok.
Un inversionista tailandés mira una pared de cifras que muestra los datos del mercado de ganado en la Bolsa de Tailanda en Bangkok. EFE

Los mercados despiden enero a la baja y preocupados por la crisis de los emergentes. Nada que ver con el optimismo imperante durante buena parte del primer mes del año.El Ibex ha subido un 0,03% en lo que va de 2014, nada que ver con la subida de más del 5% que llegó a alcanzar en las primeras semanas de enero. La crisis de las divisas emergentes iniciada en Argentina con la devaluación del peso ha frenado en seco el fulgurante comienzo de año del índice. El Ibex tardó solo cuatro sesiones del ejercicio en recuperar los 10.000 puntos. El selectivo se movió por encima de esa cota psicológica durante la mayor parte de enero. El día 15 alcanzó su máximo anual (10.525 puntos).  Desde ese nivel ha cedido un 5,7%. Un descanso ante el acelerado rally de inicio del año precedió a  las turbulencias procedentes de los países emergentes. Estas útimas terminaron de revertir el buen tono con el que la Bolsa española empezó 2014.

Otra Bolsa periférica, el FTSE MIB de Milán, ha ganado un 2,38% en enero. El resto de grandes índices europeos han registrado caídas en el primer mes del año que van desde el 3,03% del Cac 40 francés hasta el 2,57% del Dax alemán.

Hoy, el Ibex ha cerrado a la baja la última sesión de una semana en la que sube apenas un 0,5% y cierra en los 9.9920,2 puntos. A la tensión en los emergentes se ha sumado hoy la noticia de que la Autoridad Bancaria Europea someterá a examen toda la cartera de deuda pública de los bancos en los test de estrés, en los que se exigirá un capital del 5,5% a las entidades en caso de recesión.Algo que puede perjudicar a las entidades españolas. El sector financiero ha sido el gran protagonista del día desde que antes de abrir la sesión presentaran sus resultados BBVA , CaixaBank y Popular.  Todas las entidades han metido el turbo en los saneamientos en la recta final del año, y esto ha pasado factura a los beneficios.

Las acciones de Popular han caído un 1,30%, mientras que las de  BBVA han subido un 0,21% y las de la entidad presidida por Isidro Fainé se han revalorizado un 1,38.  En el lado de las subidas, Acciona se ha desmarcado con claridad de la tónica bajista del día con una revalorización del 6,6%.

Al margen de los resultados empresariales, los inversores también han tomado nota del dato de inflación en la zona euro, que en enero bajó una décima hasta el mínimo histórico del 0,7%, frente al 0,9% que esperaba el consenso de los analistas. El dato genera inquietud por los posibles riesgos deflacionistas. Desde Renta 4 afirman que “la combinación de los recortes de la Fed, la crisis de los emergentes y ahora el miedo a la deflación, está resultando un cóctel muy dañino para las bolsas europeas”.

IBEX 35 8.670,40 1,78%

Azad Zangana, economista para Europa de Schroders, añade que “las bajas cifras de inflación podrían llevar al Banco Central Europeo a implantar más estímulos en un futuro próximo, aunque esta institución ha agotado las herramientas de las que dispone para hacer frente a esta situación, al menos las que Alemania está dispuesta a tolerar”.

En Wall Street también domina el rojo. A esta hora, el Dow Jones de industriales se deja un 0,74% y el Nasdaq cede otro 0,43% Y eso a pesar de que antes de la apertura se ha publicado un buen dato de gasto de los consumidores, que subió un 0,4% en diciembre. Los resultados empresariales de Amazon, conocidos ayer al cierre del mercado, y de Chevron, la segunda petrolera del país, han decepcionado a los inversores.

De momento, las divisas emergentes vuelven a caer. El peso chileno cae un 1,52%, hasta los 555,8 dólares. El rublo ruso se deprecia en torno a un 0,8%, hasta 35,16 unidades por dólar; el forinto húngaro baja un 1,3%, hasta 231,29 unidades por billete verde y el real brasileño baja un 0,34%, hasta 2,41 unidades por dólar. En Turquía, la lira se aprecia ligeramente.

En el mercado de deuda, el bono español a 10 años se paga al 3,64%, en el entorno de mínimos de 2006, con la prima de riesgo en 200 puntos básicos –a comienzos de año llegó a caer por debajo de los 180–, debido a que el bund alemán paga tan solo un 1,66%. La deuda alemana se ha vuelto a erigir en refugio ante el estallido de la crisis cambiaria en Argentina y que amenaza con contagiarse a otros países latinoamericano.

El euro está tranquilo, en los 1,354 dólares, en línea con los 1,356 de última hora de ayer.

Normas