Gana el 90,5% más gracias a las menores provisiones

Santander 'aparca' el dividendo en efectivo: no prevé cambios en su política

El consejero delegado de Santander, Javier Marín; junto al presidente Emilio Botín.
El consejero delegado de Santander, Javier Marín; junto al presidente Emilio Botín.

No habrá cambios en la política de dividendos del Banco Santander. El consejero delegado, Javier Marín, afirmó que la entidad tiene previsto mantener su actual política, preguntado en la conferencia con analistas por la recomendación del Banco de España de limitar el dividendo en efectivo.

La entidad había mostrado el año pasado su intención de retomar el pago en efectivo, frente a la modalidad actual que da a elegir entre recibir nuevas acciones o vender dichas acciones al banco a cambio de una retribución fija. Pero el Banco de España limitó al 25% del beneficio los dividendos en efectivo que pueden repartir los bancos, y las necesidades de capital de la banca hacen el resto. 

Además, Marín espera que el crédito a empresas en España crezca este año, si bien el banco prevé recortar su balance hipotecario. "La demanda solvente de crédito está creciendo", afirmó.

Marín ha comparecido ante los analistas después de que la entidad publicase sus resultados de 2013, que han arrojado  con un beneficio atribuido de 4.370 millones de euros, un aumento del 90% con respecto a 2012. La principal causa de este fuerte ascenso ha sido la ausencia de las cuantiosas provisiones a que se vio obligada la entidad en 2012 para cubrir el ladrillo. También ha contribuido el resultado de operaciones financieras, sobre todo la compraventa de deuda, lo que le ha supuesto 3.469 millones y un alza del 28,6%.

El banco, de hecho, registra retrocesos en las principales líneas de la cuenta de resultados, como el margen de intereses (-5%, debido a la baja actividad del negocio tradicional), el margen bruto y también el neto. La entidad registró unos ingresos de 40.000 millones (con un retroceso del 2%), con unos costes que crecieron el 5% hasta 20.000 millones, de manera que el margen neto ha ascendido a 20.000 millones, es decir, el 8% menos en euros constantes. El banco, eso sí, destaca que si se analiza trimestre a trimestre, "la cuenta muestra un perfil de mejora paulatina en las principales rúbricas".

La tasa de mora total alcanzó el 5,64%, lo que supone 1,10 puntos más en el año. La mora baja o se estabiliza en siete de los diez mercados del Grupo. No así en España: sube 3,65 puntos porcentuales, hasta 7,49%, afectada por la reclasificación de las hipotecas con moratoria y la caída del crédito. Con estas cifras, el ratio de capital de la entidad queda en el 10,9% según el cómputo de Basilea III.

El 53% del beneficio ha provenido de economías en desarrollo (Latinoamérica y Polonia) y el resto, en maduras. Por países, España es el quinto mercado de Santander, con el 7% del resultado, por detrás de Brasil (23%), Reino Unido (17%), México y Estados Unidos (10%, cada uno), España (7%). Alemania, Polonia y Chile suponen un 6% cada uno del resultado. En España, de hecho, el beneficio cayó el 45% en el año, hasta 478 millones. Pero en Brasil, la joya del banco, el beneficio ha caído un 18%, hasta 301 millones de euros. Donde mejor ha marchado la cuenta de resultados ha sido en Reino Unido (+16,4%).

Los depósitos se mantienen estables en 607.836 millones, mientras los fondos de inversión crecen un 14%, hasta 93.304 millones. Los créditos caen un 2%, hasta 668.856 millones. En los mercados en desarrollo, depósitos y créditos crecen al 14%, y los fondos un 20%, mientras en los maduros los depósitos bajan un 3% y los créditos un 6%, con los fondos subiendo un 6%. En España, sin embargo, el crédito a clientes cae un 10,5% y los depósitos un 3,3%. Por contra, los fondos de inversión crecen el 29%.

 

 

SANTANDER 2,86 5,71%
Normas
Entra en El País para participar