Ultimátum a las autoridades nacionales y comunitarias

Unicaja cancelará la fusión con Ceiss si sus condiciones no se aprueban antes de abril

El presidente de Unicaja, Braulio Medel.
El presidente de Unicaja, Braulio Medel. EFE

No sería una negociación con Braulio Medel sin sorpresas de última hora. El consejo de administración de Unicaja, reunido ayer hasta última hora, aceptó culminar la adquisición de Banco Ceiss tras tres años de negociaciones. Pero la operación está sujeta a una condición final.

 En un hecho relevante remitido en la madrugada del martes al miércoles, la entidad malagueña advierte a las autoridades que cancelará la postergada fusión si no aprueban antes del 31 de marzo el pliego final de contrapartidas que ha exigido para hacerse con Ceiss.

 En el documento, Unicaja informa de que su oferta, cuyo plazo de aceptación culminó el pasado lunes 20, obtuvo el apoyo del 99,16% del accionariado de Ceiss pero solo del 60,66% del conjunto de acciones y bonos, dado el fuerte rechazo que despertó el folleto entre los bonistas, antiguos preferentistas de Caja España-Duero.

 Aunque el objetivo inicial era alcanzar un 75% de aceptación global, Unicaja accede a hacerse con Ceiss igualmente, tal y como había contemplado, a cambio eso sí del compromiso del FROB de aportar hasta 241 millones de euros más en ayuda para cubrir las demandas judiciales que pueda plantear esa parte de bonistas que no firmó sus condiciones y cuya vía natural es acudir a los tribunales para recuperar el dinero que desembolsaron en preferentes.

 El acuerdo, como adelantó Ceiss en un hecho relevante pendiente de correcciones remitido la noche del martes a la CNMV, involucra también a Sareb, que debería renunciar a cobrar por cualquier cambio en la valoración de la cartera de activos que adquirió a Ceiss.

 Finalmente, el documento se hace eco de una nueva hoja de ruta de ajustes para Ceiss, más allá de la impuesta inicialmente por Bruselas. Esta contempla una reducción adicional del 5% en oficinas y plantilla, del 10% en cartera crediticia o del 15% en volumen e activos durante los próximos meses.

 Como dichas actuaciones cuentan con el visto bueno de las autoridades, pero están pendientes de su aprobación definitiva y, sobre todo, del visto bueno de Bruselas, Unicaja advierte que “si, llegado el 31 de marzo e 2014, no se hubiese obtenido tal aprobación”, la entidad renunciaría a adquirir Ceiss.

 En paralelo, la entidad malagueña avanza que “en fechas inmediatas” remitirá un nuevo folleto a la CNMV para habilitar otros tres días en los que los bonistas de Ceiss podrán aceptar, o anular, su oferta, a fin de reforzar la operación.

Normas