Habrá correcciones significativas

Habrá correcciones significativas

Durante 2013 hemos asistido a subidas muy relevantes en las principales bolsas mundiales. En general, los inversores son muy optimistas con el comportamiento de las bolsas para el 2014, y aunque es cierto que no se vislumbran claros riesgos que sirvan de catalizador para correcciones significativas, el sentimiento de los inversores está lindando la euforia y complacencia.

¿Qué significa complacencia desde un punto de vista de mercado? Los inversores ven la botella medio llena y no medio vacía, no ven riesgos, la volatilidad está muy cerca de mínimos, las alternativas a la inversión en renta variable a penas obtiene retornos mínimamente razonables, por lo que solo parece que hay un camino: comprar riesgo y comprar bolsa.

Este entorno de tranquilidad y certidumbre, suele ser preludio de momentos de mayor volatilidad y correcciones más o menos significativas, aunque sean en periodos cortos de tiempo y se recupere rápidamente.

Es difícil que todos acertemos y realmente existe casi una misma opinión en el camino a seguir por las bolsas en 2014: continuidad alcista.

Los mercados estadounidenses se enfrentarían a su 4º año de subidas de doble dígito de los últimos 5 años, en los que el S&P 500 ha subido un 173% desde los mínimos de marzo de 2009. Este dato nos debe hacer reflexionar, que no será tan fácil que se repita un año como los pasados y que la única manera para lograr subidas de doble dígito en la bolsa estadounidense es que el crecimiento económico y los resultados empresariales, superen las ya de por sí optimistas expectativas.

En el caso de Europa no es tan diferente como parece. Es verdad que hay bolsas como la española y la italiana que teóricamente tienen más potencial por la lejanía de los niveles a los que cotizan de los máximos históricos a los que cotizan índices europeos como el alemán, suizo o inglés. Pero el Euro Stoxx 600 que engloba la mayor parte de las compañías relevantes de Europa, obtiene revalorizaciones muy significativas también. Subidas de doble dígito en 4 de los últimos 5 años y recuperación del 110% desde los mínimos de 2009.

Desde mi punto de vista, aunque sí que espero un buen comienzo de 2014 y que las valoraciones y el crecimiento económico lograrán justificar más alzas, no viviremos un año tan tranquilo como 2013 en el que apenas hemos tenido periodos de correcciones del 5%. Las bolsas han subido mucho y el mercado debe digerir todavía los últimos cambios monetarios, los últimos movimientos de las tires de la renta fija y la nueva distribución del crecimiento global, con menores crecimientos de los países emergentes y la expectativa de que Europa, EEUU y Japón lo compensarán.

Como siempre, la economía y sobre todo, los mercados, no son una ciencia exacta y es de esperar movimientos sorprendentes y poco previsibles. No dejarse llevar por las rentabilidades espectaculares de las bolsas el último año y componer una cartera equilibrada acorde con el riesgo que cada inversor esté dispuesto a asumir es prioritario para no llevarse sorpresas negativas en periodos en los que los mercados dejen a un lado la euforia que reina actualmente.

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

Normas