Planificación y comparar precios, claves
consejos para rebajar la factura del móvil, luz, seguros

Cómo ahorrar: consejos para rebajar la factura del móvil, de la luz o del seguro

¿Cómo ahorrar?  Los expertos lanzan algunos consejos para conseguir cuadrar cuentas y que aún sobre un poquito para lo que pueda pasar: el análisis de facturas, revisar las compras que se realizan y usar descuentos u ofertas son algunas claves para conseguir reunir algún ahorro.

1. Cómo manejar mi presupuesto

Manejar un presupuesto familiar tiene dificultad. Cuadrar los ingresos y los gastos es una tarea que requiere algo de planificación, sobre todo si están ajustados.

Desde el blog del BBVA, aconsejan abrir una cuenta específica. “Parece obvio”, señalan, pero “con una cuenta ahorro, un plan individual de ahorro sistemático o al menos, una hucha, te implicas con tu propósito de ahorrar: tus ahorros están separados del resto de tu dinero de manera que si lo utilizas eres muy consciente de ello”.

También aconsejan hacer un presupuesto pormenorizado de gastos, para analizar si hay margen “para ahorrar parte de la nómina”. Si se puede, propone “en cuanto recibas tu sueldo, aparta un 10% de forma sistemática”. Si no es así, “plantéate pequeños recortes en distintas partidas

2. Bajar la factura de la luz y el gas

Hay formas de recortar en la factura de la luz y gas y, al mismo tiempo, contribuir con el medio ambiente. Desde la OCU dan algunos consejos para hacerlo, y aconsejan cambiar de hábitos de consumo a otros más racionales. Proponen empezar por la calefacción, “que se lleva casi la mitad de la energía que consume la casa”. Así proponen instalar una caldera de gas, más económica que una de gasóleo o eléctrica. En cuanto al gasto de luz, el primer consejo consiste en “elegir la potencia adecuada en tu contrato de electricidad”.

3. Móvil, teléfono, internet

Lo primero es analizar cuál es el patrón de uso del móvil, el teléfono fijo e internet. A partir de ahí puede ser útil usar algún comparador de tarifas para hacerse una idea, y después analizar una a una las ofertas de cada operador. En la actualidad, las operadoras ofrecen tarifas de ahorro al combinar planes de móvil con el teléfono fijo o televisión.

4. Transporte, mejor compartido

Los expertos aconsejan dejar de lado el coche privado y usar a diario transporte público, que puede suponer un ahorro de hasta el 50%

Avancar, compañía de carsharing en Cataluña, aconseja “para los momentos puntuales, en los que el coche se convierte en una necesidad”, utilizar servicios de coche compartido como el carpooling o carsharin. De esta forma, señala la compañía, solo se paga por el trayecto que se realice y se podrá ahorrar hasta 750 euros mensuales.

En caso de que el coche particular sea imprescindible, también hay algunos consejos para ahorra. Así, por ejemplo, en la elección del seguro, se recomienda un seguro que se adapte a las necesidades, evitar coberturas innecesarias y que encarecen el pago. En gasolina, se aconseja tener en cuenta ofertas y utilizar las aplicaciones disponibles que nos indica la gasolinera más barata.

5. Cómo pagar menos por los seguros... sin perder coberturas

Los seguros son algunos de las partidas que más nos resistimos a cambiar por miedo a perder coberturas. Sin embargo, si se planifica se puede lograr algún ahorro.

Tanto en los seguros de hogar, de vida o de coche, el consejo es el mismo: buscar las mejores condiciones y, por supuesto, los mejores precios.

También hay que fijarse y revisar las revalorizaciones anuales que las aseguradoras suelen cargar automáticamente.

6. Ahorrar en la compra

Un informe de la OCU señala que dependiendo del supermercado que elija el consumidor, el ahorro anual en la cesta de la compra tipo puede llegar a 2.664,9 euros en Madrid. La OCU ofrece un ránking de las cadenas más baratas.

7. ¿Qué hago con mis ahorros?

Una vez logrado el objetivo de ahorro, se puede depositar los ahorros en algún producto financiero que pague interés. Eso sí, hay que evaluar bien las necesidades, durante cuánto tiempo y cuánto dinero se necesita. Y el riesgo que se quiere correr. Planificar, buscar consejo profesional y diversificar bien la inversión son algunos pasos. Eso sí, ojo con los costes: hay que comparar bien las comisiones de cada entidad antes de decidirse.