Nueve sentencias obligan ya a devolver 334.000 euros a los particulares
Imagen de una sucursal de Unicaja, en primer plano, y otra de Caja España al fondo.
Imagen de una sucursal de Unicaja, en primer plano, y otra de Caja España al fondo.

Los preferentistas de Ceiss hallan en el juzgado una alternativa a la oferta de Unicaja

Será el FROB quien pague la factura, hasta con 1.250 millones, si hay fusión.

La propuesta de compra que Unicaja ha hecho sobre Ceiss, el banco surgido de la fusión de Caja España–Duero, conlleva como uno de los principales requisitos que los antiguos preferentistas de las cajas castellanas que la acepten renuncien de forma expresa a cualquier tipo de reclamación judicial o extrajudicial para recuperar sus ahorros.

Esta es una de las razones, junto a la fuerte quita que volverían a sufrir sobre los bonos que el FROB les dio a cambio de sus preferentes, por el que las plataformas de preferentistas se niegan a aceptar la oferta de la entidad malagueña. Máxime cuando las primeras sentencias judiciales les están dando la razón. Ceiss acumula ya nueve fallos en contra, seis en el último mes, que le obligan a devolver 334.000 euros a los demandantes.

Hasta la fecha, en concreto, se han producido tres sentencias en la provincia de León:_una en Sahagún que obliga a devolver 113.000 euros preferentes, otra en Ponferrada, de 12.000 euros en preferentes y otra más en Ponferrada de 6.000 euros por deuda subordinada. En Asturias se han registrado tres más, una en Oviedo de 8.000 euros por deuda subordinada, otra en Gijón de 39.000 euros en preferentes y una más en Avilés de 5.000 euros en subordinada.

En Zamora, Salamanca y Valladolid se han producido tres fallos más a favor de los preferentistas por los que recuperarán 100.000, 40.000 y 11.000 euros, respectivamente. Varias de las sentencias consultadas por este diario coinciden en establecer la “nulidad” de los contratos “por concurrir en todos ellos vicios y errores de consentimiento”, exponiendo que los clientes no fueron debidamente informados del riesgo de la operación.

El hecho de que varios fallos obliguen a la entidad a pagar también los intereses elevará el desembolso final por encima de los citados 334.000 euros. Una cifra ya importante que presumiblemente seguirá creciendo según se vayan resolviendo el resto de las 12.000 demandas que desde las plataformas de preferentistas estiman que hay formalizadas o en preparación contra la entidad.

Fuentes cercanas al proceso aseveran, sin entrar en detalle, que de momento se han registrado también dos sentencias a favor de la entidad. Sea como fuere, es de esperar que no sea Ceiss, sino el contribuyente, quien termine haciendo frente al pago de estas demandas.

A fin de lograr que Unicaja aceptara quedarse con las cajas castellanas, evitando la que sería la primera liquidación de una entidad española, el FROB se ha comprometido a cubrir los fallos contrarios a la entidad con una aportación de hasta 1.250 millones de euros si la unión se acaba fraguando.

Un empujón que despeja la vía para la fusión, habida cuenta también que, pese al rechazo que han provocado los términos del acuerdo entre los particulares, la junta de accionistas de la entidad malagueña acordó “dispensar” a Unicaja de obtener el 75% de aceptación de los bonistas de Ceiss como condición para la compra, como se había avanzado inicialmente.

Cita para firmar la propuesta en 20 días y ante notario

Desde la gestora que han creado las distintas plataformas de afectados por participaciones preferentes y deuda subordinada de Caja España–Duero denuncian que algunos de sus asociados están recibiendo “presiones” por parte de los directores de oficinas de Ceiss para que acepten la oferta de adquisición realizada por Unicaja. En concreto, según dicen haber detectado varios preferentistas en Asturias, León, Salamanca y Zamora, los responsables de sus oficinas les están citando para firmar la propuesta ante notario en un plazo de unos 20 días. Una práctica que las plataformas califican de coercitiva porque, argumentan, significa conminar a los particulares a aceptar una nueva quita y a cerrarse la puerta a una reclamación judicial. Desde Banco Ceiss aseguran que no se ha dado ningún tipo de orden sobre el asunto a su red y que de hecho, “hasta que la CNMV no apruebe el folleto definitivo del canje, no se pondrá en marcha el protocolo de actuación para informar a los clientes”. Fuentes sindicales coinciden en que no se ha producido ningún mandato general a la plantilla a este respecto aunque admiten que es posible que se hayan producido excepciones puntuales por iniciativa personal de algún director de sucursal.

Normas
Entra en El País para participar