Reduce un punto el Impuesto de Transmisiones
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. EFE

Madrid reta a Rajoy al bajar el IRPF y tributos en el sector inmobiliario

La rebaja fiscal de Madrid contrasta con la prórroga del incremento del IRPF de Hacienda

Ya son cuatro las comunidades del PP que apuestan por reducir el impuesto sobre la renta

"Será que les sobra el dinero”. Esa fue la irónica respuesta que dio el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado mes de septiembre cuando se especulaba sobre la posibilidad de que la Comunidad de Madrid aprobara una nueva rebaja de impuestos. Y ayer se confirmó. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado en un desayuno informativo de Europa Press una rebaja fiscal generalizada que afecta al IRPF, al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y al impuesto sobre actos jurídicos documentados.

La decisión autonómica supone una presión añadida sobre el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ha prorrogado en 2014 el recargo “temporal” sobre el IRPF que aprobó en diciembre de 2011 y que supuso elevar siete puntos de golpe el tipo marginal máximo del IRPF. Así, la Comunidad de Madrid está llevando a cabo las rebajas fiscales que incluía el programa electoral del PP con el que Mariano Rajoy ganó las elecciones. El hecho de compartir las mismas siglas no impide que las diferencias entre ambos Ejecutivos cada vez sean más notables. El gran desacuerdo se centra en el sistema de financiación autonómica. Madrid reclama aprobar ya un nuevo modelo que, según sus cálculos, le provoca unas pérdidas anuales de entorno a 1.000 millones de euros. Hacienda insiste en que la reforma de la financiación no se abordará hasta 2015. El último desencuentro fue la negativa de González a sumarse a la última fase del plan de pago a proveedores, una decisión que adoptó después de que Hacienda rechazara hasta diez veces autorizar una operación de endeudamiento de la Comunidad de Madrid. 
Más allá de la deriva soberanista de la Generalitat de Cataluña, el Ejecutivo madrileño se ha convertido en la mayor oposición a las políticas de Rajoy dentro del mapa autonómico y ninguna de las dos Administraciones se toma la molestia ya de ocultar las malas relaciones existentes.

Con la rebaja fiscal anunciada ayer, Madrid se mantendrá como la comunidad con un impuesto sobre la renta más baja. El IRPF bajará 0,4 puntos para los cuatro tramos autonómicos. Ello significa que el tipo impositivo para los contribuyentes con rentas hasta 17.707,20 euros pasará del 24,35% al 23,95%, para rentas entre 17.707,2 euros hasta 33.007,2 euros, el gravamen bajará del 29,7% al 29,3%. Entre 33.007,2 euros y 53.407,2 euros, el porcentaje se reduce del 39,8% al 39,4%. Para el tramo de ingresos más elevado –aquellos que ganan más de 300.000 euros–, el tipo aplicable en Madrid será del 51,5% frente al 51,9% vigente hasta ahora. El porcentaje contrasta con el aplicable en Cataluña, Asturias o Andalucía, cuyo tipo impositivo máximo se sitúa en el 56%, 4,5 puntos por encima del madrileño. 

Otras comunidades como Galicia, Cantabria o Extremadura –todas ellas gobernadas por el PP– también han anunciado rebajas en el IRPF, aunque todas ellas se han centrado en los tramos bajos. En cambio, la rebaja fiscal de Madrid de 0,4 puntos es lineal y se aplica por igual a todos los contribuyentes, con independencia de su salario. En este punto, se diferencia de la reducción fiscal de un punto que aprobó en 2007 Esperanza Aguirre y que benefició especialmente a las rentas más bajas.

Incentivo a comprar casas usadas
La rebaja del IRPF se acompañará con una reducción de un punto, del 7% al 6%, del impuesto sobre transmisiones patrimoniales, un tributo que se aplica en la compraventa de casas de segunda mano. En este caso, Madrid rema a contracorriente. La mayoría de comunidades han elevado el gravamen en los últimos años, sobre todo después de que el Gobierno de Rajoy subiera el IVAreducido que se aplica a la compra de casas nuevas del 8% al 10%. Ahora, Madrid será la comunidad autónoma donde resulte más barato, en términos fiscales, adquirir un casa usada. Conllevará pagar solo un 6% por transmisiones patrimoniales, frente al 10% vigente en la mayoría de comunidades.

Además, también se recortará la carga fiscal que supone pedir un préstamo hipotecario. El impuesto sobre actos jurídicos documentados bajará del 1% al 0,75%. Así, formalizar un préstamo hipotecario de 150.000 euros en Madrid supondrá pagar 1.125 euros por actos jurídicos frente a los 2.250 euros que se abona por idéntica operación en Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Cantabria y Murcia. Por otra parte, González anunció que la Comunidad de Madrid devolverá el llamado céntimo sanitario, un recargo autonómico sobre el impuesto de hidrocarburos que Bruselas ya avanzó que era contrario a la legislación europea. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de la UE podría obligar a España a devolver los importes cobrados a los contribuyentes por el céntimo sanitario. Madrid se adelanta a la decisión y aprobará reembolsar el dinero abonado por este recargo a los consumidores de gasóleo profesional. Ello beneficiará a 64.200 transportistas, incluyendo a 15.800 taxistas. Esta decisión tampoco ha gustado en Hacienda, que confía en que la Justicia europea no obligue a devolver dicho recargo.

Normas