El presidente de Aecoc dice que el consumo solo crecerá con el empleo

La distribución ve el fin de la crisis pero será la última en notar la recuperación

El sector de la gran distribución en España comienza a ver también signos de recuperación económica. Pero asume que hasta que no se cree empleo, el consumo no va a repuntar y que, por tanto, las compañías de esta industria serán las últimas en notar la salida de la crisis. “El sector de la distribución ha vivido un año muy complicado, han sido 12 meses muy difíciles, pero es verdad que se está saliendo de la crisis”, comentó ayer Francisco Javier Campo, presidente de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, Aecoc, y de Grupo Zena en una rueda de prensa ofrecida después de que el ejecutivo inaugurara el congreso anual que la asociación celebra en Valencia.

“Por desgracia, el consumo no se recuperará hasta que haya creación de empleo”, advirtió, y señaló que la paga extra que recibirán este año los funcionarios públicos contribuirá a cerrar las cuentas del ejercicio y que cualquier bajada de impuestos “ayudaría”. “Pero la clave”, subrayó, “es el empleo”. La economía “se está recuperando, pero en ningún sitio está escrito el futuro”, precisó, y estimó que este año el PIB registrará un crecimiento moderado. Las grandes marcas, “mientras sigan innovando y diferenciándose, tienen el futuro asegurado, pero las segundas marcas tienen el horizonte más complicado”, dijo. En este contexto, cualquier subida de impuestos retrasará la recuperación de la distribución. “Montoro [Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda] ha asegurado que no va a haber subida de IVA el año que viene, pero creemos que las subidas de impuestos van a estar sobre la mesa, nos preocupa que se suba el IVA o que se reclasifiquen categorías”, señaló.

Campo resaltó la necesidad de unificar criterios en el mercado nacional afirmando que la “fragmentación” dificulta la recuperación refiriéndose a las distintas normativas que existen en las distintas comunidades autónomas. El ejecutivo evitó pronunciarse sobre el plan soberanista en Cataluña. “No queremos entrar en temas políticos”, indicó el presidente de Aecoc, “nos referimos al hecho difícil de entender de que un supermercado de Burgos tenga que regirse por una normativa distinta de un supermercado de Sevilla”.

Durante su discurso de inauguración del congreso de Aecoc, Campo fue especialmente crítico con la situación del mercado energético en España, que calificó como “un desastre”. “El mercado energético español es un desastre, se ha perturbado el sistema de precios, se ha subvencionado demasiado”, afirmó ante un auditorio compuesto por más de un millar de directivos de empresas de gran consumo. “La reforma energética ha enfadado a todo el mundo, el caso del sistema energético español es un caso de fracaso; igual que se estudian en las escuelas de negocios los casos de éxito, debería estudiarse este como caso de fracaso”, dijo.

El presidente de Aecoc defendió los efectos de la reforma laboral. Esta reforma, en opinión de Francisco Javier Campo, ha incrementado la competitividad de la economía española logrando reducir los costes laborales. “Hasta 2009 los costes laborales en España eran los más altos de Europa, hoy están estabilizados”, destacó, y recordó que en 1998 España aumentó la competitividad “en un fin de semana, devaluando la peseta, pero eso nos hizo más pobres a todos”. Campo destacó la respuesta de la sociedad española a la reforma laboral que, a pesar de su dureza, dijo, ha sido responsable y comprometida.

Francisco Javier Campo resaltó la necesidad de reducir el gasto a través de subvenciones como una de las medidas encaminadas a reducir el déficit público. “Tenemos que aprovechar esta ocasión para reducirlo, las subvenciones son un nido de corruptelas”, aseguró, y señaló que existen en España “más de 23.000 entes públicos”. El ejecutivo precisó que no se refería a las subvenciones destinadas a facilitar la cohesión social o a los más débiles.

La educación, la reforma más importante

El presidente de Aecoc, Francisco Javier Campo, abordó durante su exposición en la inauguración del congreso del sector de la distribución la reforma laboral, la reforma financiera y la reforma energética. Pero, en opinión del directivo, la reforma más importante es la de la educación.

“Las reformas estructurales son importantes”, señaló Campo, “pero el futuro está en manos de la educación, esta es la reforma más importante”. El presidente de Aecoc recordó que las últimas elecciones alemanas celebradas el pasado mes de septiembre han estado centradas, entre otros aspectos, en educación. “Ha sido envidiable ver cómo la educación centraba los debates electorales en Alemania”, señaló el ejecutivo durante su discurso.

Normas
Entra en El País para participar