X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Jean-Paul Kress, presidente global de Sanofi Pasteur MSD »

“La vacuna para el herpes zóster puede incluir un copago”

Sanofi Pasteur MSD negocia con Sanidad el acceso a esta innovación en 2014

A principios de mes, Sanofi Pasteur MSD presentaba a la prensa europea la vacuna Zostavax, la primera inmunización contra el herpes zóster, una enfermedad que puede devenir en muy dolorosa y con difícil curación y que cada año suma 1,7 millones de nuevos casos en Europa. En este encuentro, Jean-Paul Kress, presidente y consejero delegado de la empresa, atiende a este periódico para ofrecer más detalles.

Kress dirige la joint venture entre Sanofi Pasteur y MSD (Merck Sharp & Dohme), que opera solo en el mercado europeo. Este médico y posgraduado en Farmacología e Inmunología anteriormente fue director general de Gilead en Francia y directivo de otras farmacéuticas como Lilly y Abbott. La compañía con sede en Lyon ha comenzado a introducir en Europa la vacuna, utilizada en EE UU desde 2006 por un desarrollo de MSD, que ingresará más de 725 millones por este producto en 2014 en EE UU, según Bloomberg. Ya está disponible en Reino Unido y Suecia. Y negocia con otros países europeos para comercializarlo, aunque la situación de los sistemas públicos de salud no es la más proclive.

“Europa está en una coyuntura muy complicada y España tiene una muy difícil situación de restricciones. No hemos encontrado todavía una solución a cómo introduciremos Zostavax”, asegura. Los negociaciones incluirán a qué población vacunar, posiblemente a partir de los 50 años (aunque en EE UU se realiza a partir de los 60). “Estamos trabajando con diferentes países para acercarnos a la edad correcta y cómo implementar el sistema de vacunación”.

Una de cada cuatro personas pasará esta patología, unas benignamente y en un 25% de los casos desarrollará la neuralgia posherpética, una dolencia que conlleva fuertes dolores por daños neurológicos, y entre un 10% y un 20% conllevará asociada la incapacidad laboral.

“Estamos trabajando duro para encontrar fórmulas con los gobiernos. El cuidado de la salud y la prevención debe ser una de las soluciones para ahorrar en gasto sanitario. Si alguien se mantiene con buena salud, también produce menos costes para la economía y más tiempo vivivrá como población activa. La vacunación también ayuda”.

“Todos los mercados están en pruebas. En España no está aprobado el reembolso todavía. Estamos en negociaciones con el Gobierno y las regiones”. Y no descarta que los ciudadanos tengan que pagar algo por la vacuna, que tiene un coste de entre 120 y 170 euros: “El Gobierno español tiene que encontrar vías para hacer posible acceder a esta vacuna. Puede incluir un copago u otra vía. Estamos abiertos a diferentes posibilidades”. La negociación se puede dilatar todavía unos meses, apunta Kress. “Estará disponible en 2014 en España”.

Una de las quejas de la compañía en España han sido los enormes retrasos que ha sufrido en los pagos de las Administraciones públicas al servir sus diferentes vacunas, aunque se ha mitigado. “Está yendo mejor gracias a la colaboración de las autoridades y al plan Montoro. La situación no es perfecta, pero está mejorando”. Aun así, considera que no habrá recortes en la filial española. “El negocio está yendo muy bien. Nuestro equipo está trabajando de una forma muy colaborativa con las autoridades, haciendo entender la prevención como algo muy importante. No hay planes de reestructuración en el futuro cercano”.

Dentro de los próximos lanzamientos de productos, Kress destaca dos más. El primero, Hexyon. “Se trata de la única vacuna hexavalente totalmente líquida indicada para la protección frente a seis enfermedades”: difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B, poliomielitis e infecciones invasivas causadas por Haemophilus influenzae. Y la cuadrivalente frente a la gripe, que protege frente a dos cepas de tipo A y dos de tipo B. “Trabajamos en I+D tanto para mejorar la cobertura actual como en vacunas que no existen a largo plazo”.

Archivado en:

Outbrain