Números rojos tras nueve sesiones al alza
Parqué del NYSE, en Wall Street. Ampliar foto
Parqué del NYSE, en Wall Street. REUTERS

El Ibex cae un 0,25% pero conserva los 10.000 puntos

Y al décimo día descansó. El Ibex registra números rojos al cierre tras nueve sesiones seguidas al alza. Un respiro tras la acelerada y pronunciada ascensión de los últimos días. Esta corrección no impide que el selectivo español conserve (por los pelos) el nivel de los 10.000 puntos, conquistado el viernes. Cierra con una bajada del 0,25%, en los 10.012,90 una sesión en la que ha optado por las ventas durante casi toda la jornada, salvo un par de tímidos intentos de prolongar la fiesta al principio y casi al final de la sesión.

IBEX 35 8.241,70 -0,71%

La mayor subida del día se la anota FCC, disparada gracias a la entrada del fundador de Microsoft, Bill Gates, en su accionariado, lo que ha llevado a la compañía a subir un 8,30%. El impulso de FCC, no obstante, no ha servido para que el selectivo español cerrara en verde una sesión anodina sin apenas movimientos.

El Ibex ha seguido su propia dinámica ajeno al principal indicador de la jornada: la cifra de paro de septiembre en Estados Unidos, publicada con dos semanas de retraso a causa del cierre federal. La primera economía mundial creó 148.000 puestos de trabajo, menos de lo que esperaban los expertos. Un mal dato que, sumado a la incertidumbre que ha generado la crisis fiscal, podría llevar a la Reserva Federal (Fed, según sus siglas en inglés) a posponer la retirada de estímulos hasta entrado el 2014. Una mala noticia para la economía estadounidense, pero bien recibida por los mercados, ya que les da ánimos sobre la continuidad del programa de estímulos del organismo presidido por Ben Bernanke. Por eso, Wall Street celebró el dato de empleo con alzas en torno al medio punto porcentual que permitieron al S&P conquistar la barrera de los 1.750 por primera vez.

Teóricamente, los datos iban a ser decisivos sobre el calendario de retirada de estímulos de la Reserva Federal. Sin embargo, desde Link Securities advierten que "la crisis política ha modificado sustancialmente los planes de la Fed, que desconoce a día de hoy el daño que la misma ha podido causar a la economía de Estados Unidos, motivo por el cual deberá esperar algunos meses antes de adoptar ningún cambio en su actual política monetaria expansiva".

Desde Bankinter, los analistas aventuran: "No creemos que haya tapering [retirada de los estímulos] antes de abril". En general, la interpretación del mercado es que Ben Bernanke no se atreverá a retirar las compras de deuda, situadas actualmente en 85.000 millones de dólares mensuales. "Lo que pesa en el ánimo de los inversores es que la Fed probablemente no acentuará la inestabilidad con la reducción de las compras de deuda", señala José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.

Por otro lado, hoy ha comenzado la temporada de presentación de resultados del tercer trimestre, con las cuentas de Enagás, que ganó un 7,9% más que en  el mismo periodo de 2012. Al final de la semana será el turno para la mayoría de los bancos. El jueves presentan resultados Santander, Sabadell y Bankinter y el viernes harán lo propio BBVA y CaixaBank. Serán importantes referencias para los inversores en los próximos meses.

En el mercado de deuda, por su parte, impera la estabilidad. La prima de riesgo apenas se mueve. Cierra en los 241 puntos básicos, con el interés del bono a diez años en el 4,2%. Todo ello en un día en el que el Tesoro ha saldado con éxito una subasta de letras a tres y nueve meses, en las que ha colocado 3.521,5 millones de euros, por encima de su objetivo. 

El euro avanza con fuerza al dólar y está en 1,376 unidades del billete verde, máximos desde noviembre de 2011. El hecho de que el mercado dé por hecho que las muletas para la economía norteamericana tardarán más de lo previsto en retirarse lastra la divisa estadounidense y beneficia al euro. Más dólares en circulación suponen en la práctica que valen menos.

Normas
Entra en El País para participar