Crece el malestar por el silencio de Rosell ante la escalada de demandas soberanistas
GRA057. MADRID, 17102013.- El presidente de la CEOE, Juan Rosell, durante su participación en el panel laboral: "Cultura de la negociación, factor de competitividad", en el Foro ANFAC. EFEZipi
GRA057. MADRID, 17/10/2013.- El presidente de la CEOE, Juan Rosell, durante su participación en el panel laboral: "Cultura de la negociación, factor de competitividad", en el Foro ANFAC. EFE/Zipi EFE

Cataluña tensiona la CEOE

Distintos dirigentes aseguran que el asunto catalán es la gota que colma el vaso del descontento con la gestión de Rosell

Las voces críticas reprochan al líder patronal que "solo se arrime" a la gran empresa

La patronal CEOE ha mantenido históricamente una lucha por la defensa de la unidad de mercado en España. Por eso, llama la atención, que precisamente ahora que la polémica por la demanda soberanista de Cataluña está adquiriendo cotas importantes, el presidente de la mayor organización patronal española, Juan Rosell, no se haya posicionado formalmente en su contra.

“Ningún miembro de la Junta Directiva ha pedido a Rosell un posicionamiento público en esta cuestión”, aseguran fuentes cercanas al líder de CEOE. Es más, añaden que el presidente no tiene previsto hacer ningún tipo de declaración formal sobre el asunto. Y defienden que sí habló sobre la cuestión el pasado miércoles en una rueda de prensa cuando fue preguntado por el documento de “deslealtades” del Gobierno con Cataluña elaborado por la Generalitat, asegurando que si se analizara en todos “los rincones de España”, la lista de agravios no se acabaría nunca. Ese ha sido el único reproche del líder patronal a la escalada soberanista.

Sin embargo, distintas fuentes patronales aseguran que la realidad interna en la organización empresarial es otra. “Existe un claro malestar”, reconoce un directivo patronal, porque Rosell no ha defendido firmemente la unidad de mercado, “que si alguna vez ha estado en riesgo es ahora con las demandas catalanas”, añade. Hay quien va más allá, como un ex miembro de CEOE que encuentra incluso cierta connivencia del propio Rosell con las posiciones independentistas catalanas. Aunque esta acusación no es generalizada entre los consultados.

También es cierto que estas críticas o “run run” contra el silencio de Rosell, no pasan de eso. No parece que exista ningún intento de organización entre los críticos para forzarle a que se posicione en este asunto. “Aunque no sería extraño que surgiera algún movimiento para que esto ocurra; si esto va a más, quizás haya que hacer algo”, añaden otras fuentes.

Para otro responsable de una de las principales organizaciones sectoriales, el silencio en el asunto catalán “es la gota que está colmando el vaso” porque, según asegura, ya hay mucho “descontento” con Rosell por cómo está desarrollando la presidencia patronal. “La CEOE ya no está presente en ningún sitio; está desaparecida y ha pedido todo el peso que tuvo algún día”, se queja este directivo.

En concreto, las voces críticas consultadas reprochan a Rosell que “solo se arrime” a la gran empresa, “cuando, además, estas compañías le han dado la espalda creando el Consejo Empresarial de la Competitividad”. También le acusan de “ponerse de perfil” y no haber ejercido la presión suficiente en la reforma de las Cámaras de Comercio para restar poder a estas organizaciones.

En cualquier caso, como ha ocurrido otras veces en CEOE, este malestar no se traduce en cambios. Por eso, otro responsable sectorial hace una petición: “que los descontentos dejen de hablar y pongan por escrito una alternativa”.

Otros antecedentes

Plan IBarreTXE. 2003

“No pasaría nada si se pusieran en marcha las previsiones constitucionales que obligan a velar por la unidad de España ”, dijo José María Cuevas.

Reforma del estatut. 2006

El debate estatutario “puede crear indeseables procesos de deslocalizaciones internas y rechazo de varios productos”. (Declaración de CEOE).

Consulta soberanista

“La independencia de Cataluña es imposible (...) pero falta diálogo sin ruidos ni tambores”, dijo José Manuel Lara (Grupo Planeta).

La solución de delegar en los territorios

La tibieza o la ambigüedad que emplean en ocasiones los máximos responsables nacionales de la patronal o los sindicatos a la hora de posicionarse en el debate autonómico no se corresponde con lo que dicen en sus regiones los representantes locales.

Por ejemplo, si se pregunta a un dirigente estatal de CC OO por la consulta popular que quiere realizar el Gobierno de la Generalitat sobre la independencia de Cataluña, su respuesta es que “se trata de un problema político que, por tanto, se tiene que resolver políticamente”. Sin embargo, hace ya un año que los secretarios generales de este sindicato y de UGT en Cataluña se manifestaron a favor de que se realizara una consulta ciudadana sobre la independencia.

Tirón de orejas de Fomento

En el caso de la patronal, también el presidente de la patronal catalana, Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellá, entró de lleno en el debate sobre las demandas soberanistas en términos mucho más claros que los utilizados por Juan Rosell. Así, en un acto delante de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y donde debería haber estado el presidente catalán, Artur Mas, dio un tirón de orejas a la clase política al pedirles que “preserven la estabilidad institucional” y garanticen “la unidad” y los puentes de diálogo entre Cataluña y el resto de España.

Es más, llamó la atención sobre los daños de este debate al asegurar que 2013 ha sido un año que “ha sumado desde el punto de vista de la economía”, pero desde el punto de vista político y de confianza institucional “ha sido perdido”, lo que resta para la recuperación.

El Estado federal que piden los sindicatos

Los máximos órganos confederales de dirección de los sindicatos CC OOy UGT tampoco han hecho ninguna declaración pública y formal de su posición ante la última escalada de demandas soberanistas procedentes de Cataluña. Sin embargo, ambas centrales han pedido en distintas ocasiones un cambio profundo del modelo territorial. El último informe de CC OO a su Consejo Confederal asegura que “es necesario ofrecer salidas de futuro compartido sobre la base de una reforma profunda del modelo de Estado y de la Constitución. Una reforma capaz de ofrecer alternativas reales y creíbles al hoy agotado Estado de las autonomías. Y nuestra opción es un modelo federal que tenga en cuenta la realidad plurinacional del Estado español”.

En esta misma línea una de las resoluciones del congreso confederal de UGT de abril pasadoreclamó “más democracia y más participación de los ciudadanos y ciudadanas, lo que debe pasar, entre otras cuestiones, por la reforma de la Ley Electoral, desarrollar un modelo de Estado federal y la promoción de mayores dosis de democracia directa, otorgando un papel más relevante a la consulta a la ciudadanía a través de referéndum”.

Normas
Entra en El País para participar