Se ampliará hasta el 7 de febrero
El líder demócrata en el Senado de EE UU, Harry Reid.
El líder demócrata en el Senado de EE UU, Harry Reid. REUTERS

El Senado de EEUU alcanza un acuerdo para elevar el techo de deuda y reabrir el Gobierno

El Senado de EE UU ha llegado a un acuerdo temporal para elevar el techo de la deuda, a menos de 24 horas de que se alcance el límite, y poner fin al cierre parcial de la Administración federal, según ha confirmado el líder demócrata en el Senado, Harry Reid. Por su parrte, el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, espera que el cierre del gobierno pueda acabar este mismo miércoles.

La propuesta alcanzada en el Senado eleva el techo de endeudamiento de Estados Unidos hasta el 7 de febrero y desbloquea el presupuesto federal para reabrir la Administración,-paralizada parcialmente desde el 1 de octubre-, hasta el 15 de enero, dando tiempo a que el Congreso inicie un debate sobre el gasto y reducción del déficit.

Un comité bipartidista y bicameral se encargaría de negociar un acuerdo presupuestario a largo plazo que debería ser presentado en diciembre. Los líderes de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y de la minoría republicana en esa cámara, Mitch McConnell, han estado al frente de las negociaciones y se prevé que sean ellos los que anuncien en breve el acuerdo. Por su parte, el líder del movimiento conservador Tea Party, Ted Cruz, ha declarado que no bloquearán un acuerdo en el Senado.

Una propuesta que aún tiene que pasar por la Cámara de Representantes, donde su presidente, el republicano John Boehner, está dispuesto a permitir que ese órgano vote primero sobre el plan del Senado, lo que agilizaría el trámite legislativo. Los republicanos de la Cámara de Representantes suspendieron anoche su debate interno, incapaces de conseguir una propuesta común que tuviera apoyo mayoritario.

El impacto más grave para los ciudadanos de una suspensión parcial de pagos podría retrasarse algunos días, pero el consenso entre los expertos es que a partir del 1 de noviembre, si no hay acuerdo en el Congreso, Estados Unidos no podrá hacer frente a un gran volumen de obligaciones.

La agencia de calificación Fitch puso ayer en perspectiva negativa de cara a una posible rebaja la calificación que otorga a la deuda de Estados Unidos, que por ahora sigue teniendo la máxima nota, “AAA”.

Normas
Entra en El País para participar