Acuerdo en el Tribunal de Nanterre
Fábrica central de Fagor.
Fábrica central de Fagor.

Fagor se acogió en Francia al sistema judicial de mediación de insolvencias

Las empresas francesas con problemas para llevar sus facturas al día pueden recurrir al sistema de mediación de insolvencias. Es una medida extra judicial, alejada del modelo del concurso de acreedores de España, y que está diseñada para evitar en lo posible la vía de la antigua suspensión de pagos. Un administrador asume la gestión del proceso e intenta llegar a un acuerdo con los acreedores, aunque la cuota de adhesión al convenio, para que salga adelante, es más alta que la del concurso. Es una fórmula que dura varios meses y que acaba en acuerdo o en liquidación de la compañía, sin pasos intermedios.

Esta vía gala ha resultado positiva para Fagor Electrodomésticos, que ayer reconoció que el Tribunal de Nanterre aceptó el convenio planteado a sus acreedores franceses. Las negociaciones se extendieron de mayo a noviembre del ejercicio pasado y concluyeron con la firma de un acuerdo, cuyos datos no han trascendido. Fagor Electrodomésticos adquirió su filial gala, entonces denominada Brandt, en 2005. Con más de 4.700 trabajadores y unas ventas de 1.800 millones al año, muy por encima del tamaño empresarial de la cooperativa integrada en Corporación Mondragón.

Actividad industrial paralizada

En España, por el contrario, la situación no avanza. Desde la cooperativa de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) no se transmitieron novedades, lo que no es bueno para una empresa que tiene paralizada parte de su actividad industrial por el impago a los proveedores de las piezas con las que ensambla sus electrodomésticos. Además de los pagos inmediatos, valorados en torno a un centenar de millones, para cubrir las facturas de suministradores y los agujeros patrimoniales, ahora se conoce que los paros en los centros ya se produjeron también durante las pasadas Navidades. Un ciclo de descanso que se alargó precisamente por la imposibilidad de cubrir los gastos más inmediatos.

Las pérdidas al primer semestre del ejercicio (más de 66 millones) de Fagor Electrodomésticos suponen un ritmo mensual de generación de números rojos de diez millones, lo que traslada la existencia de problemas estructurales, según fuentes del sector, que no pueden afrontarse con rebajas salariales, entre otras medidas de choque. Mientras, siguen las negociaciones con las entidades financieras para la captación de fondos que alivien la situación. El mundo económico vasco sigue con mucha preocupación el devenir de Fagor Electrodomésticos.

 

La Ley de Emprendedores recoge la normativa

La nueva Ley de Emprendedores, que ha entrado en vigor recientemente en España, incluye la figura de la mediación de insolvencias a la que se ha acogido Fagor Electrodomésticos en Francia. En un apartado, la normativa incluye la adaptación a la normativa comunitaria en materia de impagos, que no solo se aplica en Francia, sino en otros países de referencia como Alemania. La Unión Europea ya respaldó en 2008 la ayudas de 31,1 millones que Francia concedió a la cooperativa vasca tras la compra de Brandt, que necesitaba de un proceso de reconversión para ser rentable. La decisión comunitaria llegó tras las denuncias de grupos de línea blanca como Electrolux y Whirlpool. Por eso, el lehendakari Íñigo Urkullu habla de ayudar, pero con una mirada a la UE.

Normas