Aún debe 241.089 millones
Una escultura del símbolo del euro ante la sede del Banco Central Europeo. EFEArchivo
Una escultura del símbolo del euro ante la sede del Banco Central Europeo. EFE/Archivo EFE

La banca, cada vez menos adicta al BCE: cae un 36% la deuda con Fráncfort

Los bancos que operan en España han vuelto a reducir en septiembre sus peticiones de financiación al Banco Central Europeo (BCE), que han caído a 241.089 millones de euros, lo que supone un recorte del 36,2% respecto a las cifras de hace un año y suma trece meses consecutivos a la baja.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, las peticiones netas de fondos al BCE -diferencia entre las solicitudes y lo que se deposita- se mantienen en su nivel más bajo desde marzo de 2012, después de reducirse un 2 % desde el mes anterior.

Las peticiones de fondos de la banca española al BCE representaron en septiembre el 33,8% de las realizadas por el conjunto del sistema financiero de la zona del euro, prácticamente la misma proporción que en agosto (34,4%).

Pese a este continuado descenso, las peticiones españolas siguen más que triplicando el peso que estas entidades tienen -teniendo en cuenta sus activos y sus pasivos- en el conjunto de la banca europea, que es del 10%, según las estadísticas del balance agregado de las instituciones financieras monetarias de la zona del euro, excluidos los bancos centrales.

El conjunto de entidades financieras de la zona del euro también redujo sus peticiones de fondos al BCE en septiembre respecto al mes anterior, apenas un 0,3%, hasta 712.189 millones de euros; un año antes, las solicitudes habían alcanzado 876.292 millones de euros, casi un 18,7% más.

Las peticiones de financiación de la banca española al BCE alcanzaron un máximo de 388.736 millones de euros en agosto de 2012, y se han ido reduciendo desde entonces, sobre todo, después de que la Unión Europea pusiera a disposición de la banca española una ayuda de hasta 100.000 millones de euros, de la que solamente se han utilizado algo menos de 40.000.

No obstante, la ayuda financiera pública que el Estado ha destinado a las entidades financieras españolas desde que comenzó el proceso de reestructuración del sistema financiero, en mayo de 2009, asciende a 61.366 millones de euros, según datos del Banco de España.

La Comisión Europea (CE) ha reconocido que España tiene “buenas posibilidades” para salir del programa de ayuda a la banca sin necesidad de apoyos posteriores, es decir, sin necesidad de prorrogar el programa de asistencia.

Los ministros de Finanzas de la zona del euro -el Eurogrupo- analizarán hoy las conclusiones de la cuarta revisión del programa de asistencia financiera concedido al país para sanear su sistema bancario, que expira a finales de diciembre, y que el Gobierno no desea prorrogar.

Existe un “acuerdo tácito” de que nadie presionará a España para que solicite algún tipo de acompañamiento en enero o una prórroga del préstamo.

Normas
Entra en El País para participar