Afirma que “el impulso para una recuperación sostenida continúa siendo débil”
Luis María Linde (c), junto al presidente y el vicepresidente primero de la Comisión de Presupuestos, Alfonso Guerra (d), y Fernando López-Amor (i), respectivamente, durante su comparecencia, en el Congreso de los Diputados
Luis María Linde (c), junto al presidente y el vicepresidente primero de la Comisión de Presupuestos, Alfonso Guerra (d), y Fernando López-Amor (i), respectivamente, durante su comparecencia, en el Congreso de los Diputados Efe

Linde avisa: el Gobierno deberá adoptar "ajustes adicionales"

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha advertido hoy que el Gobierno, comunidades y ayuntamientos deberán seguir con los ajustes y los recortes, que "no serán fáciles" para continuar con la reducción del déficit público.

Durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Linde ha advertido que "existen riesgos" a la hora de cumplir el objetivo de déficit de este año, fijado en el 6,5% frente al 6,8% registrado el ejercicio anterior. Si bien es cierto que en el primer semestre, el conjunto de la Administración redujo los números rojos, Linde advirtió que la ejecución presupuestaria en esta parte final del año deberá ser "muy estricta si se quieren evitar desviaciones al final del ejercicio".

El gobernador se mostró ligeramente optimista ante la situación económica y señaló los datos disponibles del tercer trimestre del año apuntan que la actividad en España “podría haber dejado de caer” en este periodo e “incluso registrar un ligero incremento, tras dos años de descensos continuados”. Linde indicó que “la economía española muestra síntomas de mejora, si bien el impulso para una recuperación sostenida continúa siendo débil”. Por ello, subrayó que “creo que no es injustificado afirmar que la economía española parece estar superando la segunda recesión de esta prolongada crisis”.

Falta de demanda solvente del crédito

Linde reconoció que la situación de acceso al crédito aún es “mala”, aunque ha confiado en que en los próximos meses se irá estabilizando, en paralelo con la recuperación económica que se empieza a anticipar. El gobernador, al igual que ya hizo el BCE, argumenta que la falta de crédito también se explica por la falta de demanda solvente. 

Más de 60.000 millones en ayuda a la banca

Linde ha recordado que, desde mayo de 2009, las ayudas financieras públicas a la banca han ascendido a 61.366 millones, una cifra que equivale al 6% del PIB. Algo más de la mitad del auxilio bancario (38.833 millones) ha procedido del rescate aprobado por la Unión Europea. El Banco de España defendió las mejoras del capital de las entidades financieras, aunque recomendó mantener "el reforzamiento de la solvencia". En este sentido, recomendó moderar el reparto de dividendos de tal forma que no superen en ningún caso el 25% del beneficio consolidable. 

En cualquier caso, Linde ha reconocido que los requisitos para provisiones provocaron que el conjunto de las entidades financieras registrara unas pérdidas de 40.000 millones en 2012, una tendencia que empezó a cambiar en el primer semestre de este año, cuando el beneficio consolidados de las entidades de depósito ascendió a 8.200 millones. 

A pesar de que Linde se muestra optimista, ha recordado que "los márgenes del sector bancario continuarán sujetos a presiona a la baja" por "el bajo crecimiento económicos, los niveles de actividad reducidos y los tipo de interés relativamente bajos".

El Banco de España ve muy "valiosa" la Ley de desindexación

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, considera que la nueva Ley de dexindexación de la economía será un instrumento “valioso” para consolidar la capacidad adquisitiva de familias y empresas.
Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos el Congreso, Linde ha asegurado que la tasa de variación interanual del IPC se situará en diciembre en niveles inferiores al 1 % y aliviará el impacto negativo que había tenido una inflación elevada en las rentas.

El gobernador del Banco de España ha reiterado también que la economía española parece estar superando la segunda recesión de “esta prolongada crisis”, y ha dicho que aunque la economía muestra síntomas de mejora, el impulso para una recuperación sostenida continúa siendo débil.

En este sentido ha recordado que con los datos del tercer trimestre, todavía incompletos, la mejoría económica podría haberse prolongado en los meses más recientes y el PIB habría dejado de caer entre julio y septiembre, e incluso podría haber registrado un “ligero incremento” tras dos años de descensos continuados.

Normas
Entra en El País para participar