El banco tiene abierta la primera ventana de liquidez de los convertibles por los que canjeó las preferentes
Oficina de Cajastur.
Oficina de Cajastur.

Cómo ganar un 9% gracias a los bonos de Liberbank con un riesgo acotado

Los potenciales inversores en Liberbank disponen de dos formas de entrar en el valor. La primera y más obvia es comprar los títulos directamente en Bolsa. La segunda, entrar a través de los bonos necesariamente convertibles que cotizan con descuento en el Send, el mercado de renta fija para particulares propiedad de BME.

Los bonos se entregaron a los dueños de híbridos (preferentes y deuda subordinada) vendidos en su día por las cajas que crearon Liberbank: Cajastur, que lidera la entidad con el 46,7% del capital, Caja de Extremadura (14,2%) y Caja Cantabria (9,9%).

Este instrumento, que cotiza desde el pasado 15 de mayo en el mercado secundario Send, está vinculado directamente a la cotización de Liberbank. Yes que en última instancia suponen comprar acciones del banco que preside Manuel Menéndez. La fecha límite para su metamorfosis en renta variable es el 17 de julio de 2018.

La buena noticia para los que quieran entrar en el valor o simplemente para los que quieran arbitrar con los títulos es que el precio actual de los bonos implica que se puede entrar con un descuento superior al 7% respecto a la cotización en Bolsa de Liberbank.

Los bonos de la serie C (los que tienen un precio de conversión mínimo de 0,5 euros por título) cerraron ayer con un precio del 92,7% respecto al nominal. Es decir, cotizan con un descuento del 7,3%.

El precio de canje exacto todavía se desconoce, puesto que para hallarlo debe computarse la cotización de los cambios medios ponderados de Liberbank desde el pasado 26 de septiembre hasta el próximo 16 de octubre. De momento, la media se sitúa en 0,53 euros por acción, según Bloomberg. En el supuesto de que ese fuera finalmente el precio de conversión, los dueños que opten por la metamorfosis de sus títulos tendrían una plusvalía inmediata del 1,5% respecto al precio en Bolsa de ayer, de 0,538 euros por título.

Pero el beneficio potencial es mayor para los que compren los bonos por primera vez. Con el precio de ayer en Bolsa y para el mencionado precio de canje –el definitivo se conocerá al cierre de la sesión del 16 de octubre–, la plusvalía alcanzaría el 9,6%.

Así, una inversión de 1.000 euros implicaría la adquisición de 100 bonos de la serie C, pues cada uno de ellos tiene un nominal de 10 euros. Sin embargo, cada uno de ellos se compraría a 9,27 euros. El precio efectivo de adquisición de cada acción sería de 0,491 euros. Eso sí, sin tener en cuenta las comisiones que implicaría comprar los bonos y vender posteriormente las acciones. El cliente que quiera acudir al canje en esta primera ventana debe comunicárselo a la entidad en la que tiene depositados los bonos necesariamente convertibles. La fecha límite para hacerlo es el próximo día 16.

Riesgos

La operativa, aunque con el riesgo acotado, no está ni mucho menos exenta de peligros. El primero es que se desconoce el precio de conversión, que depende de lo que ha hecho en Bolsa pero también de lo que hará en las próximas sesiones. El segundo es que como en cualquier ampliación de capital habrá un periodo en el que el inversor no tenga ni bonos ni acciones. Y es que la ampliación necesaria y el proceso para solicitar la cotización de las acciones nueva será de unos 15 días. En ese tiempo, la cotización de Liberbank puede oscilar sin que el inversor tenga margen de maniobra para vender los títulos.

Unos títulos que ofrecen un 7% anual hasta 2018

Los bonos necesariamente convertibles de Liberbank suponen, al margen de la ventana de liquidez que estará abierta hasta el próximo 16 de octubre, una interesante opción de entrar en la entidad por su precio y por la rentabilidad que ofrecen.

“En el caso de los bonos de la Serie C [con un precio mínimo de canje de 0,5 euros por acción], debería ocurrir una hecatombe para que las acciones de Liberbank se sitúen por debajo de ese nivel”, señala Nuria Álvarez Ariño, analista especializada en banca de Renta 4.
Eso sí, los bonos de la series A y B tienen precios mínimos de canje mucho más elevados, de 3,92 y 2,58 euros, respectivamente, y una rentabilidad del 5% en ambos casos. Estos bonos, de entrada, no tendrían atractivo.
La experta de Renta 4 añade que la rentabilidad anual del 7% es muy atractiva y que es de prever que a partir del próximo ejercicio lo pague religiosamente. De entrada, el vencimiento de los bonos será el 17 de julio de 2018 pero los titulares cuentan con ventanas de liquidez cada seis meses. La próxima, en abril de 2014.

El pago del cupón está condicionado a que Liberbank haya obtenido beneficios en el ejercicio anterior;y entre enero y junio ganó 51,9 millones de euros, y los informes elaborados por Renta 4 e inResearch con motivo de su debut en Bolsa el pasado mes de mayo prevén que a cierre del ejercicio mantenga un resultado positivo. Está previsto que los bonos repartan la remuneración los días 17 de cada mes de abril hasta su conversión en renta variable.

Si los bonistas convierten en acciones su inversión en la actual ventana de liquidez se quedarían sin la rentabilidad que les correspondería por los seis primeros meses (cupón corrido), puesto que el banco que preside Manuel Menéndez perdió el año pasado 1.833,6 millones.

Normas
Entra en El País para participar