El objetivo, frenar el déficit de tarifa

Los Presupuestos de 2014 destinan 4.153 millones a costes eléctricos

La política de industria y energía contará en 2014 con unos recursos de 5.781 millones de euros, lo que supone un 26,3% más que el año anterior, de los que 4.153 millones corresponden a partidas destinadas a financiar costes del sistema eléctrico e intentar atajar el déficit de tarifa.

Según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado hoy, esos 4.153 millones, 1.232 millones más que el ejercicio anterior, explican el crecimiento total de este capítulo de política industrial y energética.

El texto añade que una parte de este importe se financiará con ingresos procedentes de los nuevos impuestos aprobados por el Gobierno a finales de 2012 para el sector eléctrico y otra con las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

También se incluye en esta cifra el compromiso de que los Presupuestos asumieran el 50% de los sobrecostes que supone generar la electricidad en los territorios insulares y extrapeninsulares, unos 900 millones de euros.

Esta medida formó parte de la reforma energética aprobada en julio para atajar el déficit de tarifa, una deuda acumulada de 26.000 millones y que se produce porque los ingresos que obtiene el sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes regulados.

El texto señala que el objetivo principal de la política energética “es el control y solución de su déficit, incipiente en el sector del gas, y continuado en el tiempo y cuantitativamente desproporcionado en el caso del sistema eléctrico”.

En cuanto a la política industrial, el proyecto apunta la intención de “aumentar el peso de una industria fuerte, potente, competitiva y generadora de empleo”.

Para ello, añade, se pretende “dar prioridad a la empresa como tal por encima de los sectores” (...) “eliminando trabas administrativas y normativas, facilitando su acceso a la financiación y buscando aumentar su tamaño medio”.

En 2014, para reconversión y reindustrialización se destinarán 475,44 millones, un 1,76 % más, en un programa orientado, por una parte, “a sectores en crisis sometidos a procesos de ajuste y adaptación al nuevo entorno competitivo”, como es el caso del naval y, por otra, a actuaciones “para prevenir la deslocalización de centros productivos en sectores tradicionales”.

Por otro lado, el programa de “desarrollo industrial” estará dotado con 416,93 millones para “conseguir que el sector industrial aumente su contribución al PIB”.

El Instituto de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras contará en 2014 con unos recursos de 470,18 millones.

El proyecto también señala que habrá una línea de ayudas para el vehículo eléctrico y apunta al refuerzo de dos “vectores de competitividad irrenunciables”: la internacionalización, a través de acciones coordinadas con el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y la sostenibilidad energética y medioambiental, con ayudas para compensar los costes por las emisiones de gases de efecto invernadero.

Normas
Entra en El País para participar