El Reglamento exigirá facilidades para cambiar de proveedor de Internet
La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes.
La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes.

Bruselas endurece el control de las ‘telecos’ pero sin llegar a crear un regulador europeo

La CE aprobará este miércoles una drástica reforma de la normativa que aplica al sector de las telecomunicaciones

La Comisión Europea tiene previsto aprobar mañana una drástica reforma de la normativa que aplica al sector de las telecomunicaciones. El plan endurece el control sobre las operadoras para forzar una rebaja de precios y la aparición de ofertas paneuropeas, así como para garantizar que ninguna compañía bloquea la prestación de ciertos servicios a través de internet, como Skype o WhatsApp.

En telefonía móvil, la principal novedad es la supresión de las tarifas por recibir una llamada en el extranjero (roaming internacional de entrada). En telefonía fija, Bruselas quiere que desaparezcan los sobrecostes aplicados a una llamada internacional dentro de la UE y que todas se facturen como nacionales, aunque sean de un país a otro.

La propuesta, elaborada por el departamento de Neelie Kroes, comisaria europea de Agenda Digital, pretende sentar las bases para una integración del mercado de las telecomunicaciones. Pero fuentes comunitarias reconocen que se trata solo “de un pequeño paso en esa dirección”. Y que Europa tardará todavía años en disponer de un mercado digital sin fronteras.

El nuevo reglamento, que deberá ser aprobado por el Parlamento europeo y por el consejo de ministros de la UE, deja fuera los cambios más revolucionarios, que deberán abordarse en próximas legislaturas (la actual, termina en mayo de 2014, y la comisaria Kroes dejará su cargo en octubre de ese año). En estos momentos, Bruselas no plantea ni la creación de un regulador único para el sector, ni la adjudicación centralizada del espectro radioeléctrico ni el establecimiento de tarifas europeas para la terminación de llamadas. Todas esas medidas, esenciales según los expertos para crear un mercado único, deberán esperar. La Comisión justifica su timidez por la falta de tiempo en esta legislatura. Pero también se debe a las discrepancias en el seno de la propia CE y a la negativa de muchos Estados a ceder el control sobre un sector tan estratégico como el de las telecos.

El departamento de Kroes asegura que la fragmentación está dañando el desarrollo de la industria digital, pero otros comisarios consideran que la situación no es tan grave.

Ofertas de Internet con la velocidad prometida

A falta de la integración definitiva del mercado, el proyecto de Reglamento centra su interés en la protección del consumidor, con una armonización total de los derechos de cliente y las obligaciones de las operadoras, para ofrecer las mismas garantías en todos los mercados. Kroes también plantea una mejora en la información facilitada al consumidor, con el objetivo, sobre todo, de conseguir que las ofertas de Internet sean completamente veraces en cuanto a la velocidad y los rendimientos que ofrecen. El Reglamento exigirá facilidades para cambiar de operador, no solo en telefonía, como hasta ahora, sino también entre proveedores de Internet. Y el lenguaje de los contratos deberá simplificarse para que resulte inteligible a cualquier usuario.

Normas
Entra en El País para participar