La CE cree que podría haber una solución en los próximos meses
Buscador de Google.
Buscador de Google. EFE

Google mejora su oferta para firmar la paz con Almunia

La CE también pide más concesiones a Samsung para cerrar su caso

Madrid / Bruselas

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, anunció ayer que Google ha entregado a la CE una nueva propuesta de medidas para poner fin a un enrevesado expediente por abuso de posición dominante iniciado por la Comisión hace tres años. “Si nos convencen”, dijo Almunia desde Italia en una entrevista con Bloomberg TV, “podríamos avanzar hacia un acuerdo en los próximos meses”.

Almunia rechazó en julio la anterior oferta de Google, por la que el buscador se comprometía, entre otras cosas, a etiquetar los resultados ligados a sus propios servicios; a no discriminar los enlaces a las páginas de sus competidores, y a ofrecer a los medios de comunicación la posibilidad de retirar sus contenidos.

Los rivales de Google, con Microsoft al frente, calificaron aquella propuesta como insuficiente e, incluso, contraproducente en ciertos casos porque, a su juicio, podría reforzar la posición de dominio de la multinacional estadounidense. Icomp, la asociación a la que pertenecen muchas de las empresas que denunciaron a Google ante la CE, reclamó ayer que Almunia someta la nueva propuesta a un nuevo test de mercado, para poder pronunciarse sobre sus ventajas o inconvenientes. “Google”, dijo David Wood, asesor legal de Icomp, “tiene un historial de entorpecer y frustrar la investigación de los reguladores sobre su actividad. “Para garantizar total transparencia, pedimos a la CE que publique los detalles de la nueva propuesta y los resultados de su verificación en el mercado”.

Google, por su parte, aseguró que su propuesta “resuelve las preocupaciones de la Comisión”. Y se mostró dispuesta a seguir trabajando con el departamento de Almunia para resolver de manera amistosa el expediente.

El comisario de Competencia reconoció que se trata de “un caso muy complicado, en el que lidiamos con una actividad que evoluciona muy, muy deprisa”. Además, la presunta posición de dominio de Google daña, según explican sus rivales, a sectores tan dispares como los medios de comunicación, la cartografía digital y las guías de servicios.

Si Google no logra convencer finalmente a Bruselas, la Comisión Europea podría imponer a la compañía sanciones de hasta el 10% de su facturación así como medidas para corregir su presunto abuso de posición dominante en el mercado de las búsquedas por internet. Un mercado que, en Europa, está copado en más del 90% por la compañía de Larry Page y Sergey Brin.

Exigencias a la surcoreana

Bruselas también ha pedido más concesiones a Samsung para poner fin a la investigación que la Comisión Europea abrió a la compañía surcorea_na en enero de 2012. Según la CE, la firma infringió las normas de defensa de la competencia al utilizar de forma abusiva algunas de sus patentes con el fin de distorsionar la competencia en el mercado europeo de dispositivos móviles en su guerra contra el gigante estadounidense Apple.

Si la multinacional asiática no convence a Bruselas, la firma también se enfrenta como Google a una fuerte multa que podría llegar a los 18.300 millones de dólares, un 10% de sus ingresos en 2012.

 

Normas