Acusa una menor demanda
Michael O'Leary, presidente de Ryanair.
Michael O'Leary, presidente de Ryanair.

Ryanair revisa a la baja sus expectativas de beneficio

La aerolínea reducirá ligeramente su oferta de vuelos y bajará más sus precios

España, Reino Unido, Escandinavia e Irlanda, algunos de los mercados afectados

Batacazo en bolsa ante la sorpresa de un posible empeoramiento del beneficio

La mayor aerolínea europea de bajo coste, Ryanair, ha rebajado el optimismo sobre la evolución de su negocio. Tras registrar un beneficio récord de 569 millones en el ejercicio 2012-2013 (de abril a marzo), con un incremento del 13%, la estimación de la firma irlandesa para el presente 2013-2014 se alzaba a un mínimo de 570 a 600 millones. Sin embargo, la crisis de consumo también está impactando en el segmento 'low cost' y el gigante que preside Michael O'Leary se dispone a plantar cara reduciendo algo su oferta y haciéndola más competitiva aún en precios. El resultado neto esperado -también impactado por la depreciación de la libra en Reino Unido- podría quedarse, en el mejor de los casos, en la parte baja de la banda ofrecida en mayo o arrojar una ligera reducción.

La empresa argumenta a través de una nota pública que "no puede asegurar que el resultado no acabe en la parte baja de la horquilla, o incluso por debajo, si los ingresos por pasajero siguen debilitándose en la temporada de invierno".

Ante una menor demanda en mercados como España, Escandinavia, Irlanda o Reino Unido, y a la creciente competencia de otras firmas low cost e incluso de las aerolíneas tradicionales, Ryanair prevé reducir su oferta de asientos para este año de 81,5 millones a 81 millones e incidir en fuertes campañas de rebaja de precios.

El anuncio ha causado sorpresa en el mercado ante la práctica seguridad, por parte de los analistas, de que la Ryanair superaría una vez más sus previsiones más optimistas. La cotización se ha resentido y cae a mínimos de los últimos cuatro meses. La acción pierde a las 14,00 horas un 12%, marcando 5,98 euros. La noticia de un posible enfriamiento de la demanda de vuelos de bajo coste también podría estar lastrando a Easyjet, que se deja a la misma hora un 5,5%.

Normas
Entra en El País para participar