Recibirá cerca de 100.000 millones con la venta del 45% de Verizon Wireless
Logotipo de Vodafone en una tienda de la compañía.
Logotipo de Vodafone en una tienda de la compañía. REUTERS

Vodafone, una estrella bursátil al calor de las fusiones en las ‘telecos’

Los títulos suben un 33% desde enero

Los accionistas esperan una retribución millonaria

Días de vino y rosas para los accionistas de Vodafone. Los títulos de la operadora británica acumulan desde principios de año una subida del 33,54%, muy por encima del 8,73% registrado por el Footsie 100 londinense. Esta misma semana, las acciones han batido su cota máxima de los últimos 12 años, alcanzando los 208,75 peniques, que otorgan a la compañía una capitalización bursátil en el entorno de los 100.000 millones de libras (cerca de 117.000 millones de euros).

Vodafone supera en evolución bursátil desde enero a otras telecos como Deutsche Telekom, que gana un 12,7%; TeliaSonera, que sube un 7,72%; Verizon, con un 2,80%; AT&T, con un 2,49%, y Telefónica, que avanza un 0,83%. Otras operadoras presentan evoluciones negativas en lo que va de año como Telecom Italia, que desciende un 22%; Orange, que baja un 7,9%; o KPN que pierde un 1,91%, pese al revulsivo para los títulos que supuso la opa anunciada por América Móvil.

El impulso de las acciones de Vodafone viene motivado por la posible venta de su 45% de Verizon Wireless, mayor operadora de móviles de EE UU, a su socio Verizon. Esta misma semana, en un hecho relevante remitido a la Bolsa de Londres, el grupo británico reconoció que está en negociaciones con la estadounidense Verizon para la posible venta de Vodafone USA, cuyo principal activo es el citado 45% de Verizon Wireless. Tras el anuncio, que venía tras varios meses de especulaciones, las acciones de Vodafone llegaron a dispararse casi un 10%.

Según Bloomberg, la venta podría rondar los 100.000 millones de euros. Sería la tercera mayor operación corporativa de la historia, tras la compra de la alemana Mannesmann por parte de la propia Vodafone en el año 2000, y de la fusión de AOL y Time Warner, en 2001. Dentro de la transacción, la mayor de la última década, Verizon vendería su 23% en Vodafone Italia al propio grupo británico, por cerca de 4.000 millones de euros.

En este sentido, tras la posible venta, Vodafone tendría más de 100.000 millones de dólares en liquidez. Una situación que ha provocado que surjan las primeras voces entre los accionistas pidiendo una mejora de las retribuciones. Así, diversos medios británicos, citando fuentes de algunos de los principales accionistas de la operadora, hablan de un payout de 40.000 millones de libras (en torno a 46.880 millones de euros) tras la venta del 45% de Verizon Wireless.

En su opinión, Vodafone debería destinar cerca de 10.000 millones de libras al reforzamiento de sus divisiones en países europeos. Impulso que se daría con la compra de otras empresas. Un ejemplo es el de la alemana Kabel Deutschland, actualmente en proceso de compra por la operadora británica por cerca de 7.700 millones. La prensa italiana ha hablado del posible interés por FastWeb, mientras que en la Bolsa española han surgido numerosos comentarios sobre el posible interés por Jazztel u Ono.

En cualquier caso, en Vodafone también se está muy pendiente de AT&T. Este viernes, la agencia Bloomberg publicó que el gigante estadounidense podría estar interesado en activos de Vodafone tras el cierre de la venta de Verizon Wireless. Sin duda, un nuevo impulso para el valor en Bolsa de sus acciones.

 

Normas
Entra en El País para participar