El selectivo bate máximos anuales y la prima de riesgo se relaja hasta niveles de agosto de 2011
Cinco claves para entender el verano de subidas en el Ibex
EFE

Cinco claves para entender el verano de subidas en el Ibex

El selectivo vive un verano de alegrías. La semana pasada alcanzó un máximo anual que ha vuelto a batir hoy al alzarse hasta los 89.758 puntos. Acumula un acelerón de más de un 15% desde junio y los inversores se afanan por olvidar los últimos dos veranos de estragos. Ha amainado el incendio en el mercado de deuda europeo y, tras casi dos años de recesión, la economía de la eurozona vuelve tímidamente a dar señales de vida. En España los resultados empresariales del segundo trimestre han sido mejor de lo esperado y las cotizadas españolas recuperan poco a poco su atractivo a los ojos de inversores extranjeros.

Al otro lado del atlántico, la locomotora bursátil estadounidense está funcionando a todo gas y la renta variable europea le sigue la estela. Los parqués de París, Londres y sobre todo Frankfort están muy cerca de sus cotas más altas. Los analistas estiman que hasta que la Reserva Federal no detalle el calendario de retirada de estímulos, el clima seguirá siendo propicio para las compras. Estas son, según los analistas, las cinco claves de un verano de subidas

¿Cuándo se cerrará el grifo de la Fed?

Ben Bernanke, presidente de la autoridad monetaria estadounidense, confirmó el mes pasado que el programa de compra de activos se irá reduciendo a partir del final del verano. No puso fecha definitiva para el adiós a los estímulos pero los analistas coinciden en que la reunión en septiembre de su junta de gobierno será clave. “De esa reunión saldrá previsiblemente el calendario de salida del programa de compra de bonos. Si las Wall Street reacciona a ese calendario con una fuerte tendencia de recogida de beneficios, arrastrará al Ibex y al resto de bolsas europeas”, sostiene Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

Los máximos históricos de Wall Street

Tanto el Dow Jones como el S&P batieron la semana pasado su récords históricos, conquistando territorios que no pisaban desde la quiebra de Lehman Brothers. La economía estadounidense mantiene el tono pero el gran responsable de esos picos bursátiles es Ben Bernanke. La Fed ha inyectado 1,93 billones de euros a un ritmo de 65.890 millones de euros al mes. Las bolsas europeas notaran el frenazo de la Fed cuando llegue. “El índice español tiene aún un riesgo muy elevado y exagera tanto los subidas como las bajadas”, apunta Pingarrón.

La relajación de la prima de riesgo

El diferencial que paga España por financiarse en el mercado de deuda en comparación con el precio que paga Alemania se ha reducido considerablemente en los últimos meses. La amenaza de Mario Draghi de sacar toda la artillería necesaria para despejar el terreno hace ahora poco más de una año ha surtido efecto. El verano pasado batía todos los récords al alcanzar la vertiginosa cifra de 638 puntos básicos. Un año después el hinchazón ha bajado de los 270, coqueteando con cifras de hace dos años. “Esperamos que siga esa tónica y que en 2014 estemos en torno a 100 o 150. No tanto porque el rendimiento del bono caiga mucho sino porque se normalice el bund alemán”, apunta Ignacio Cantos de ATL Capital.

El optimismo de los resultados empresariales

Las cotizadas españolas se embolsaron 14.276 millones de euros de beneficios en la primera mitad del 2013. Unos resultados en línea con el saldo obtenido el año pasado, pero muy por encima de las previsiones del consenso del mercado. Las casas de análisis revisaron a la baja las predicciones de beneficio entre mayo y junio tras conocer el dictamen que organismos internacionales como el FMI hacían de la economía española.

“La volares del Ibex llevan tiempo infraponderados en casi todas las carteras del mundo. Pero ya están empezando a ser más atractivas”, afirma Cantos. De hecho, el consenso de analistas de Bloomberg augura que a cierre de 2013 el beneficio del Ibex ronde los 32.000 millones de euros, es decir, devolvería a las cotizadas a niveles de 2011 y supondrían una subida del 120% respecto a lo registrado el año anterior.

Al Ibex le queda recorrido

Pese al acelerón de los últimos meses, el selectivo está aún muy lejos de sus máximos históricos. El estratega de IG Markets subraya que “es uno de los índices que más ha bajado desde 2007. Para recuperar todo el terreno perdido tendría que subir un 45%”. El listón a cierre de ayer está en los 8.741 puntos. El Ibex alcanzó su cima en noviembre de 2007 con 15.945 puntos. “Los inversores extranjeros están volviendo a entrar la renta variable española aunque a volúmenes todavía poco elevados. Hay recorrido, sobre todo en valores como los bancarios donde vemos, por ejemplo, como se están reduciendo el cierre de cortos en las últimas semanas”, afirma Cantos.

Los valores bancarios han sido de los más castigados durante el año pasado. A las provisiones para compensar el agujero provocado por los activos inmobiliarios hay que sumarle la recapitalización para cumplir con las exigencias de Basilea III y las imposiciones de Bruselas a las entidades nacionalizadas. La mayoría del sector cotiza con fuertes descuento respecto a su valor en libros. Caixabank es el que más margen tiene con un 38%, seguido de Popular (35%) y Sabadell (33%).

Normas
Entra en El País para participar