El terminal, que permitirá cierto grado de personalización, retará al iPhone y al Galaxy
Eric Schmidt, hablando con el supuesto nuevo smartphone Moto X, de Motorola.
Eric Schmidt, hablando con el supuesto nuevo smartphone Moto X, de Motorola.

Google estrena mañana el primer Motorola fabricado bajo su dominio

Un micrófono le permitirá responder a comandos de voz sin tener que activar la pantalla

Google ya domina el mercado de la telefonía móvil en cuanto a sistemas operativos gracias a Android, pero no se conforma con este papel. Quiere también ser un jugador relevante como fabricante de smartphones y este jueves demostrará hasta dónde llega su ambición. La compañía desvelará mañana en Nueva York el primer teléfono inteligente de Motorola fabricado bajo su influencia directa, después de que el buscador comprara al fabricante de móviles en 2012 por 12.500 millones de dólares (9.500 millones de euros). Según el blogger Taylor Wimberly, el buscador ya ha empezado a enviar el terminal a las operadoras de EE UU, así que parece que todo está listo para lanzar un nuevo órdago a Apple, Samsung, Sony, HTC y Nokia, entre otros fabricantes.

Aunque oficialmente Google no ha hecho público aún los detalles de cómo será el teléfono, numerosos medios online se han hecho eco de algunas filtraciones e incluso han publicado una foto de Eric Schmidt, consejero delegado del gigante de internet, haciendo uso del esperado terminal, que, a diferencia de la mayoría de los móviles actuales que se ensamblan en China, se fabricará en Texas (EE UU).

Con sensores

Según estas revelaciones, la pantalla del Moto X será de 4,7 pulgadas con resolución 1184 x 720 y estará cubierta por una nueva aleación de nombre Magic Glass, que podría extenderse a otras partes del terminal, con el fin de mejorar su protección. Precisamente, Larry Page se quejó meses atrás de que los móviles actuales se rompen fácilmente al caerse y que se quedan enseguida sin batería, y aseguró que los nuevos smartphones de Motorola corregirían ambos problemas.

El terminal, que previsiblemente estará equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon de doble núcleo a 1,7 GHz, 2 GB de RAM, una cámara posterior de 10 megapíxeles y llevará la versión 4.2.2 de Android, tendrá carcasa trasera reemplazable y hecha de Kevlar. Al parecer, el Moto X dará al usuario la opción de personalizar algún detalle como el color de la carcasa y algunos grabados en la parte posterior del terminal, según New ABC.

Otro de los detalles más destacables del smartphone, según avanzó Motorola, es que irá provisto de varios sensores, de modo que el propio terminal sabrá cuando está en el bolsillo, en la mano o en el coche. Y si el usuario necesita utilizar la cámara, por ejemplo, solo deberá agitar el móvil para activarla. El Moto X llevará también un micrófono siempre encendido para poder responder a comandos de voz sin tener que activar la pantalla.

Más allá de este nuevo smartphone con el que Google pretende devolver a Motorola a la primera división en el negocio móvil, el mercado espera otras novedades para este otoño. Entre ellos, el iPhone 5S, del que igualmente se han empezado a divulgar algunas características. A falta de información oficial, el sitio Gizmodo.es señala que el nuevo terminal de Apple, que podría ser presentado en septiembre saldrá al mercado con nuevas capacidades biométricas y tendrá lector de huellas dactilares. La tecnología, según cuenta 9to5Mac, se utilizará para desbloquear el teléfono, pero podría utilizarse para securizar transacciones con el móvil.

También se especula con que la futura propuesta de Apple lleve un nuevo procesador (el A7) más potente que el que equipa al iPhone 5. Eso sin contar con los rumores de que podría lanzar un iPhone barato. Un equipo que competiría con el Nexux 4 de Google, entre otros.

Otra novedad vendrá de la mano de Canonical. Esta compañía pretende lanzar un smartphone dual, con Ubuntu (Linux) y Android, para lo que ha lanzado una campaña de financiación colectiva en Indiegogo, con la que pretende recaudar 32 millones de dólares. Se espera que el terminal llegue en mayo de 2014; las personas que participen en el proyecto recibirán a cambio uno.

Batalla entre plataformas móviles

Móvil de ZTE con el nuevo sistema operativo Firefox OS.
Móvil de ZTE con el nuevo sistema operativo Firefox OS.

En los próximos meses no solo se verá una lucha entre fabricantes de móviles; también habrá una dura batalla entre sistemas operativos. Más allá de las dos plataformas dominantes (Android, con el 75% del mercado, e iOS, con el 17,3%) y de otras que buscan acabar con este duopolio (Windows Phone, de Microsoft, y BB10 de Blackberry), otras tratarán de hacerse un hueco. Habrá que ver si lo consiguen y si hay sitio para tantos.

Firefox OS. Quiere liderar los smartphones baratos. Se estrenó en julio en España impulsado por Telefónica y Mozilla, y de la mano del móvil ZTE Open, por 69 euros. En Mozilla Foundation no descartan poder alcanzar un 10% del mercado de los smartphones, pero no establecen un periodo para lograrlo.

Tizen. Es la alternativa de Samsung e Intel a Android. Para impulsarlo, la surcoreana ha anunciado que premiará con 3,1 millones de euros a los desarrolladores que creen las mejores aplicaciones. Se espera que los primeros smartphones con este sistema lleguen a final de año o principios de 2014.

Ubuntu Mobile OS. Es una distribución de Linux. Canonical, compañía detrás de su desarrollo, no ha desvelado con qué fabricantes de móviles trabaja, pero se espera los primeros para 2014. Según sus impulsores, podrá utilizarse con móviles de alta y baja gama y promete una integración máxima con los ordenadores que usan Ubuntu.

Jolla. Al igual que Tizen parte de MeeGo, el sistema impulsado por Intel y Nokia. Detrás de esta compañía están ex empleados de Nokia y ya han iniciado las reservas de su primer móvil.

Normas
Entra en El País para participar