La economía ha creado unos 100.000

Paro: ¿bajará de los seis millones?

El ministro de Economía, Luis de Guindos ha hecho coincidir su comparecencia en el Congreso de los Diputados el próximo jueves, con la publicación de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Todo apunta a que el responsable económico del Ejecutivo se guarda un as en la manga en forma de buena noticia. ¿Anunciará que el número de desempleados vuelve a bajar de los seis millones de personas?

Ayer se supo que la economía española ha dejado prácticamente de caer en el segundo trimestre. Y los datos de empleo ya disponibles de este periodo reflejan cierta consolidación en la mejora del mercado laboral. Así, entre abril y junio la Seguridad Social ganó 212.600 cotizantes y suma ya cuatro meses consecutivos de incrementos de afiliación. Al tiempo, las oficinas públicas de empleo redujeron su registro de desempleados en 271.500 personas. ¿Será esto suficiente para que los datos de la EPA que se conocerá este jueves reflejen la caída del número de parados por debajo de la denostada cifra de seis millones?

Todo dependerá fundamentalmente de una variable, que es la más difícil de predecir: cómo se comportará la población activa (personas entre 16 y 64 años en disposición de trabajar).

Si esta población se mantuviera estable (22,8 millones en el primer trimestre) y se cumpliera la previsión de los expertos consultados, que en su mayoría prevén un aumento de la ocupación entorno a los 100.000 nuevos empleos en el segundo trimestre, el paro debería reducirse en más de 100.000, para que la cifra total de desempleados fuera inferior a seis millones.

Es el escenario que plantea el indicador adelantado del mercado laboral que elaboran la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal (Asempleo) junto a Analistas Financieros Internacionales (Afi). Según sus previsiones, en el segundo trimestre el incremento de la afiliación en más de 200.000 cotizantes podría traducirse en un aumento de la ocupación de 94.000 personas, en cifras de la EPA y la tasa de paro caería unas cinco décimas hasta el 26,73%. Esto supondría que el número de desempleados disminuiría en 100.000 y la población activa apenas caería en 6.000 personas.

Sin embargo, desde la dirección de Coyuntura y Estadística de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), su analista María Jesús Fernández calcula que la población activa seguirá su marcada tendencia a la baja, iniciada a mediados del pasado año. Desde entonces el número de personas que o bien tiene trabajo o lo está buscando se ha reducido en e n 273.000. Esto supone una media de algo menos de 90.000 activos al trimestre.

Pero si esta caída de población activa se repitiera en entre abril y mayo, bastaría con que se crearan algo más de 100.000 empleos en el trimestre para que se bajara de la barrera de los seis millones de parados, algo que está dentro de lo probable; a pesar de que la mayoría de los expertos consultados creen que esto no se producirá hasta el tercer trimestre.

Según todo esto, la clave de lo que ha ocurrido en el segundo trimestre en el mercado laboral está en el número de trabajadores, fundamentalmente inmigrantes, que ha decidido marcharse de España;y los efectos del desánimo entre quienes buscan trabajo, que les llevan a dejar de buscarlo o a iniciar un periodo exclusivamente formativo.

A todo esto hay que añadir las advertencias de quienes alertan, como el director asociado de Afi, José Antonio Herce, de que “hay que seguir esperando un poco más antes de empezar a hablar de recuperación laboral más allá del efecto estacional”.

Normas
Entra en El País para participar