El Tesoro paga un 2,66% de media en las emisiones del ejercicio frente al 3% de final de 2012
Íñigo Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro.
Íñigo Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro.

España ‘ahorrará’ en intereses más de 1.000 millones de euros este año

La caída de la rentabilidad de los bonos y la eficacia del Tesoro en su estrategia de financiación permitirán al Estado ‘ahorrarse’ más de 1.000 millones de euros.

Cuando el Ejecutivo elaboró los Presupuestos Generales del Estado en septiembre del año pasado el bono español a 10 años pagaba más de un 6%. El cuadro de previsiones anticipaba una mejora y calculaba un 5%. Pero se ha quedado corto.

 La partida destinada al pago del servicio de la deuda pública se establecía en 38.590 millones de euros, si bien el coste real será claramente inferior. El ahorro –en realidad, no se ahorrará dinero sino que se gastará menos de lo previsto– superará los 1.000 millones de euros, según las cifras actuales y siempre que la situación no se tuerza de aquí a fin de año, de acuerdo a las fuentes financieras consultadas.

La deuda en circulación del Tesoro Público a finales de mayo ascendía a 734.886 millones de euros y el tipo medio rondaba el 3,8%. El pasivo del resto de las administraciones (corporaciones locales y comunidades autónomas) sumaba 202.448 millones más, y la rentabilidad media que se abona en este caso es superior a la que se ve obligado a pagar el Tesoro. En total, son 937.334 millones de euros.

La deuda pública se ha disparado un 19,3% frente a los cinco primeros meses del año pasado. El Estado debe más de 20.000 euros por cada ciudadano. El Tesoro Público cerró 2012 con una saldo de deuda en circulación de 688.231 millones y en su estrategia anual se prevé un aumento del 12%, hasta los 770.000 millones de euros.

Media del 4,78%

l El rendimiento del bono español a 10 años cerró ayer en 4,61%, frente al máximo del 7,6% que marcó en julio de 2012. El mínimo en lo que va de año ha sido del 4% que marcó el pasado mayo. La media en lo que va de año es del 4,78%, según Bloomberg.

La buena noticia es que el organismo que dirige Íñigo Fernández de Mesa ha seguido una estrategia acertada. Ha logrado sacar partido de los mejores momentos del mercado y se ha financiado a medio y largo plazo a precios atractivos. Incluyendo letras, el coste de emisión del presente año se sitúa en el 2,66% cuando a cierre de 2012 era del 3%.

La mejora del riesgo soberano también ha tenido efecto en las comunidades autónomas. El Ministerio de Economía dio la orden a comienzos de año de que no salieran al mercado en caso de ser incapaces de obtener financiación a un precio máximo de 100 puntos básicos –un punto porcentual– por encima de lo que paga el Tesoro. Las que no fueran capaces de hacerlo tendrían que recurrir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Fuentes financieras explican que las comunidades están saliendo al mercado con éxito y la necesidad de recurrir al FLA ha sido por tanto inferior a la inicialmente prevista. Este fondo cuenta de entrada con 23.000 millones de euros y su importe es ampliable en caso de necesidad. Si bien fuentes financieras confirman que previsiblemente la cifra dispuesta se quedará por debajo.

Captación en 2013

El Tesoro lleva captados en el mercado 88.373 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa de financiación regular, lo que supone el 72,9% del objetivo para todo el ejercicio. Incluidas en esta cantidad, ha lanzado varias colocaciones sindicadas (privadas): en enero (7.000 millones de euros a 10 años), febrero (2.000 millones de dólares a cinco años), mayo (7.000 millones a 10 años) y julio (3.500 a 15 años).

Los expertos consultados descartan que las subastas de deuda a medio y largo plazo programadas para el mes de agosto sean relevantes desde el punto de vista de la captación de efectivo. Hoy  se subastan hasta 3.500 millones de euros en letras a seis y 12 meses; el 20 de agosto también se colocarán letras a esos plazos y el 27 del próximo mes, a tres y nueve meses. En deuda a medio y largo plazo están programadas dos subastas en agosto: los días 1 y 14. Los vencimientos que quedan hasta el 31 de diciembre, incluyendo los de julio, ascienden a 79.542 millones de euros.

Los correspondientes al mes en curso sumaban 20.055 millones de euros, el tercer mes de 2013 con el importe más abultado, después de abril (23.700 millones) y octubre (23.050 millones). Además, el Tesoro Público explica en una reciente presentación que los meses más duros en vencimientos son aquellos en los que el Estado recibirá más ingresos por la recaudación de impuestos. A cierre de junio, el colchón de liquidez del Tesoro se situaba en 39.459 millones.

Una caída de los tipos impulsaría un 0,7% el PIB

Rebajar el coste de financiación en 100 puntos básicos (un punto porcentual) tendría un efecto directo sobre el Producto Interior Bruto Español (PIB), según un documento del Gobierno.

La conclusión es que el PIB podría aumentar alrededor de un 0,7% respecto al nivel del escenario base gracias a la evolución más favorable del consumo y la inversión privados.

El Ministerio de Economía explica que las exportaciones netas no tendrían una aportación positiva, debido al aumento de las importaciones, derivado a su vez del mayor dinamismo de la demanda interna.

En teoría, también el empleo se vería beneficiado: “El fuerte impulso de la demanda interna y la creación de empleo mejoran la captación de ingresos y reducen ciertas rúbricas de gasto, entre ellas las prestaciones por desempleo”.

Por supuesto, la reducción de tipos supone un menor pago de intereses que repercute positivamente en las cuentas públicas. “Al final del periodo de previsión (2015) el déficit público y la deuda pública son inferiores a los del escenario base en 0,7 y 2,5 puntos porcentuales del PIB, respectivamente”, explica Economía. Si finalmente se produce la rebaja, “el impacto sobre la senda de déficit sería muy apreciable”, sentencia.

Normas