Comparecencia a petición propia
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. EFE

De Guindos exhibirá en el Congreso el giro hacia la estabilización económica

El ministro de Economía, Luis de Guindos, exhibirá el próximo jueves en el Congreso los signos de estabilización de la economía española y las claras diferencias entre la presente situación y la que se vivía el verano pasado, con una prima de riesgo que multiplicaba por dos los niveles actuales.

De Guindos acudirá a petición propia a la Comisión de Economía y Competitividad el mismo día en el que se conocerán los resultados de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre, que según ha adelantado serán “mucho mejores” que los del primero, cuando se llegó a los 6,2 millones de parados.

También comparece el mismo día en que comienzan a salir los resultados de la banca española en el primer semestre, en concreto los de Bankia, Sabadell y Bankinter.

El ministro pondrá de manifiesto ante los diputados que gracias a las medidas estructurales del Gobierno la prima de riesgo -que mide la confianza en la deuda soberana- ha pasado de rozar los 650 puntos básicos el verano pasado a los poco más de 300 actuales.

Por ello, hoy por hoy el Gobierno no ve necesario que se repita la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar a las entidades bancarias que aprobó Bruselas hace un año, cuando España no podía financiarse en los mercados internacionales.

En cuanto al rescate, que también acechaba por entonces al país, según el Gobierno, el duro paquete de medidas económicas aprobadas en julio de 2012, que incluyó la subida del IVA y eliminar la paga de Navidad a los funcionarios, fue determinante para eludirlo.

Para dejar claro ante los diputados que lo peor de la crisis ya ha pasado el ministro también sacará pecho por los buenos datos de la balanza de pagos, según los cuales España rozó el equilibrio entre sus importaciones y exportaciones en el mes de mayo.

Otro de los temas abiertos es la próxima venta de las nacionalizadas Novagalicia y Catalunya Banc, un proceso en el que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ya ha encargado los análisis correspondientes

También podría salir a colación la petición de los bancos de que antes de que llegue agosto el Gobierno apruebe una reforma fiscal que entraría en vigor en 2014 y que les allanaría el camino para contar cuanto antes con más capital.

El sector ha propuesto al Ministerio de Economía y al de Hacienda que determinados impuestos diferidos se consideren créditos fiscales frente a la Administración Tributaria, lo que permitiría que no se dedujeran del capital a efectos de Basilea III.

Es previsible que el ministro también tenga que afrontar las preguntas de la oposición sobre las implicaciones para la confianza en el país del caso Bárcenas, pero si mantiene la misma argumentación que hasta ahora asegurará que no está preocupado por la percepción que puedan tener los inversores internacionales, ya que la estabilidad del Gobierno está asegurada.

Normas
Entra en El País para participar