Todas las empresas reguladas financiarán los desfases coyunturales

Eléctricas, renovables y REE deben pagar los nuevos déficit de tarifa

Se imponen límites anuales

Los desfases los financiarán cinco años

Tendido eléctrico.
Tendido eléctrico.

El anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico (la norma más importante del paquete que compone la reforma aprobada el viernes por el Consejo de Ministros)“descarta definitivamente la posibilidad de aparición de nuevos déficit de tarifa”. Sin embargo, la norma establece que, cuando por razones coyunturales se produzca algún desfase temporal entre ingresos y costes, este será financiado por “los sujetos del sistema de liquidación”.

 Dichos sujetos son todas las empresas que reciben su retribución de las partidas de costes de los peajes de acceso. Esto es, las cinco grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y Eon España); las empresas del régimen especial (renovables, cogeneradoras y de residuos) así como el operador del sistema, REE. Los desfases que tengan que financiar estas compañías les serán devueltos en los cinco años siguientes y recibirán a cambio un tipo de interés “en condiciones equivalentes a las del mercado”.

Con todo, tal como establece el artículo 19 del anteproyecto de ley que el Gobierno remitirá al Parlamento para su tramitación, el desajuste está sujeto a limitaciones y de ninguna manera será titulizado por el Estado, tal como ocurre con el sistema actual que comenzó a aplicar el Gobierno del PP a partir del año 2000 y con el que se ha acumulado un déficit superior a los 26.000 millones. De su financiación, en tanto se tituliza, son responsables las cinco grandes eléctricas integradas en Unesa.

A partir de ahora, los desajustes anuales no podrán superar el 2,5% de los ingresos del sistema estimados para el año (en estos momentos serían unos 500 millones). Además, la deuda acumulada por los desajustes de años anteriores no podrán rebasar el 10% de los ingresos estimados por el sistema para dicho año.

El desajuste, hasta ese límite legal, será financiado por las empresas siempre que el Gobierno no decida compensarlo con subidas de peajes. Eso sí, todo lo que supere el umbral permitido se pagará con subidas “automáticas” de los peajes para cubrir la cuantía superada, como avanzó el viernes el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

Las empresas financiarán los posibles déficits en proporción a sus derechos de cobro y recibirán un tipo de interés. En el caso de que se produzca un superávit, este se destinará a sufragar a reducir la deuda de años anteriores.

En el anteproyecto de ley, el Gobierno del PPha recogido la jurisprudencia según la cual, en tanto existan deudas pendientes (los citados 26.000 millones), los peajes de acceso no podrán bajar. Además, recupera una norma que él mismo eliminó tras llegar al poder: que los peajes se revisarán una vez al año y “cuando se produzcan circunstancias que afecten de modo relevante a los costes regulados”.

El real decreto-ley de medidas urgentes para la sostenibilidad financiera del sistema eléctrico, que entró en vigor el domingo y que incluye importantes recortes de la retribución de las actividades reguladas y elimina el sistema de primas al régimen especial, alude también a la revisión de los peajes. “Excepcionalmente”, en aquellas circunstancias, esta tarifa se podrán revisar con una periodicidad máxima trimestral.

Por el momento, esta norma de carácter urgente, que será convalidada el miércoles por el Congreso de los Diputados, habilita a Industria para publicar una orden ministerial que incluirá una subida de los peajes en agosto del 6,6%, lo que se traducirá en un incremento medio de la factura de la luz del 3,2%. Con ello, se espera recaudar 900 millones de euros.

Ocho decretos y dos órdenes ministeriales a la CNE

La Comisión Nacional de Energía (CNE) recibió ayer el paquete completo de los reglamentos que componen la reforma eléctrica para su informe. Se trata de ocho reales decretos (uno sobre sistemas extrapeninsulares; renovables extrapeninsulares;interrumpibilidad; consumo; autoconsumo; suministro; pagos por capacidad, e hibernación de los ciclos combinados) y dos órdenes ministeriales, una de ellas de revisión de los peajes en agosto, que supondrá una subida media de la luz del 3,2%.

Aunque el regulador energético está a punto de ser disuelto (se prevé que en septiembre se integre ya en la nueva CNMC), el Ministerio de Industria le ha remitido el amplio paquete de normas para su dictamen por trámite de urgencia. Las que más prisa corren son las retributivas (como la orden de tarifas), ya que los decretos afectados por alguna directiva comunitaria deberán pasar también por el Consejo de Estado.

El RDL de medidas urgentes, que junto con el anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico son las únicas normas con rango de la reforma eléctrica (y no deben ser informados por la CNE), aclara que, en tanto se constituye la nueva CNMC, los trámites preceptivos los tendrá que realizar el consejo del todavía regulador energético. El PP decidió tras su llegada al poder fusionar la CNE, la CMT y Competencia.

Normas
Entra en El País para participar