El sindicato denuncia que el cambio mitigó las cifras de junio

Empleo y UGT se enzarzan por la forma de contabilizar el paro

El sindicato cree que parte de los desempleados que salieron del registro corresponde a demandantes de empleo que tienen otro trabajo

El Gobierno rechaza que se haya cambiado la metodología

GRA320. MADRID, 09072013.- La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno, hoy en el pleno del Senado. EFEBallesteros
GRA320. MADRID, 09/07/2013.- La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno, hoy en el pleno del Senado. EFE/Ballesteros EFE

El Ministerio de Empleo desmintió ayer “de forma rotunda” que se haya producido ninguna modificación en el método estadístico utilizado para contabilizar el número de desempleados en el mes de junio, como sostiene UGT. En un comunicado, Empleo explicó que la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, remitió el 10 de julio una carta al secretario de Acción Sindical de UGT, Antonio Ferrer, en la que detallaba las razones por las que no existe ningún comportamiento que no sea lineal con respecto a otros meses de junio.

Según Empleo, la carta fue remitida en respuesta a la recibida el día anterior desde UGT, en la que se ponían en cuestión los datos de desempleo de junio. Hidalgo explicó que “las estadísticas de movimiento laboral registrado se confeccionan siguiendo estrictamente la metodología acordada en 2005, que se aplica desde la entrada en funcionamiento del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo” e insistió en que la particularidad de junio es que “el efecto estacional se ha aprovechado en su totalidad”. Empleo aseguró que la estadística de paro registrado se desarrolla “con el máximo rigor y transparencia, por lo que es una falta de lealtad institucional y de responsabilidad verter dudas sobre su veracidad”.

UGT había asegurado que de los 127.248 parados menos registrados en junio, hasta 46.100 personas habían salido de las listas por un cambio en la estadística, no por haber encontrado un empleo.

Fuentes del sindicato concretaron que ese volumen de parados se habría trasvasado a la estadística de demandantes no parados, en la que se incluye a trabajadores demandantes de empleo con un trabajo actualmente, afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE), perceptores de prestación por desempleo participantes en trabajos de colaboración social o inmigrantes con voluntad de regreso.

El sindicato aseguró que Empleo no especificó cuántas personas se dieron también de baja en los registros del desempleo por el efecto desánimo en junio, ni cuántos parados tenían suspendida su demanda de empleo al cierre de la estadística.

 

Normas