Busca eliminar barreras al crecimiento económico y la creación de empleo

El Gobierno pone en marcha la Unidad de Mercado y la reforma fiscal

La normativa que "simplifica la vida empresarial" generará al PIB 1.500 millones al año

El grupo de expertos deberá tener su propuesta sobre el sistema tributario en febrero

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

El Consejo de Ministros ha puesto en marcha hoy dos reformas estructurales contempladas en el Plan Nacional de Reformas y el programa de estabilidad 2013-2016 presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy: la creación de una comisión de expertos para la reforma tributaria y la ley de Unidad de Mercado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que ambas reformas buscan "estimular el crecimiento económico y la creación de empleo y de empresas".

Reforma fiscal

El Gobierno ha nombrado al grupo de expertos que elaborará la propuesta de reforma fiscal, grupo que estará presidido por el catedrático de Hacienda Pública Manuel Lagares y que deberá tener lista su propuesta en febrero de 2014. Lagares ya presidió el comité de expertos de la última reforma fiscal del gobierno del PP en 1999.

Según ha explicado Sáenz de Santamaría, la reforma fiscal es una de las reformas "más importantes" que aprobará el Gobierno en esta legislatura y añadió que tiene cuatro objetivos fundamentales. "Lograr un sistema más sencillo, garantizar la suficiencia de ingresos tributarios, construir un sistema que ayude al crecimiento económico y favorecer el desarrollo social". Todo ello para completar el proceso de consolidación fiscal comprometido con Bruselas.

La vicepresidenta señaló que el grupo de expertos tienen como “fecha tope” febrero de 2014 para presentar su propuesta y a partir de entonces comenzará la tarea del Gobierno, que aprobará una reforma “integral y completa”.

“En resumen se pone en marcha una de las reformas estructurales, que busca completar la consolidación fiscal y usar el sistema tributario como un elemento de impulso al crecimiento y la creación de empleo, que sirva para garantizar la equidad social y que aporte mayor simplificación de los tributos y de los procedimientos para pagarlos y una recaudación más justa y equitativa”, reiteró.

Preguntada acerca de si la reforma fiscal entrará en vigor en 2015, año electoral, Sáenz de Santamaría indicó que la emisión del informe de los expertos en febrero del próximo año “no condiciona ni anticipa” la entrada en vigor de dicha reforma, y añadió que algunos cambios fiscales de calado ya han sido aprobados, como el IVA de caja o los incentivos a los emprendedores.

Unidad de Mercado

En cuanto a la aprobación del proyecto de ley de Unidad de Mercado, "demandada por todos los operadores nacionales y extranjeros", según apuntó Sáenz de Santamaría, supondrá un aumento total del PIB del 1,52% en un periodo de diez años. El aumento sería aproximadamente, del 0,15 por% anual los primeros diez años, en torno a 1.500 millones de euros cada año, según los cálculos del Gobierno.

La ley es una de las reformas “más importantes”, según Sáenz de Santamaría, y pretende elevar la competitividad de la economía y reducir los trámites administrativos en España mediante una 'ventanilla única'. La norma se ha remitido a las Cortes Generales y se tramitará de urgencia.

Para conseguirlo, se basa en el principio de licencia única al permitir que los operadores económicos apliquen su legislación de origen para operar en todo el país, sin tener que recurrir a especificaciones diferentes o permisos especiales. “Se basa en un principio de confianza mutua”, ha dicho.

En concreto, una vez se apruebe, los productores tendrán que pedir una sola licencia, en una comunidad autónoma, y podrán comercializar sus productos en todo el país. Los prestadores de servicios tendrán también que pedir una única licencia de actividad y tendrán que atender, al igual que ocurre en Europa, a los requisitos de destino para ejercer esa actividad.

El establecimiento de este principio de licencia única elimina en la práctica el coste de tener que someterse hasta a 17 regulaciones distintas para operar en España.

Además, la ley de unidad de mercado impulsa la creación del Consejo Nacional de Unidad de Mercado, que será presidido por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y que intentará que converjan las diferentes regulaciones autonómicas basándose en la colaboración y la búsqueda de elementos de control y supervisión entre administraciones.

Preguntado sobre la razón por la que Montoro presida este consejo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha justificado esta decisión en que el titular de Hacienda también lo es de Administraciones Públicas, sobre las que se basa la nueva norma.

Así, pretenderá la aplicación de buenas prácticas regulatorias en todas las administraciones y se basará en el principio de cooperación entre todas las administraciones públicas y de no discriminación, por lo que no se exigirán requisitos diferentes para participar en el concurso de una determinada administración.

Asimismo, facilitará que los ciudadanos puedan poner de manifiesto la quiebra de la unidad de mercado si así fuera. Así, cualquier persona podrá acudir a la futura Comisión Nacional de Mercados y Competencia que podrá incluso iniciar un proceso contencioso administrativo.

Por otro lado, la norma incluye una disposición adicional para que la plataforma de contratación del sector público incluya las licitaciones de todas las administraciones, con el objetivo de que todo el mundo pueda conocer las necesidades de contratación de cualquier administración.

Normas
Entra en El País para participar