Pese al buen funcionamiento de las ayudas a la compra

La venta de coches cae un 5% en el primer semestre

Las matriculaciones de automóviles se quedan en 386.353 unidades en los primeros seis meses del año, cifra inferior a la del mismo período de 2012, que resultó el peor año desde 1993.

El Seat Ibiza, coche más vendido en el primer semestre
El Seat Ibiza, coche más vendido en el primer semestre

La ventas de automóviles en el primer semestre del año cayó un 5%, totalizando 386.353 unidades, pese al buen rendimiento del Plan PIVE II de ayudas a la compra, que ha conseguido revitalizar el canal de particulares, pero no puede compensar el desplome en las ventas a empresas. En junio, el descenso queda en el 0,7%. Ya se ha consumido el 70% del presupuesto, que podría quedar agotado en septiembre. 

El canal de particulares consiguió en junio encadenar el tercer mes consecutivo de crecimiento, con un aumento del 13,6% con 34.488 unidades. Entre enero y junio, la venta al cliente particular ha podido crecer un 6,5%. Este segmento del mercado es el que más se ha visto beneficiado por la entrada en vigor de las ayudas a la compra,  y también será el más castigado en caso de que no se renueven. El Gobierno, pese a haber declarado su apoyo al sector, aún no ha decidido si prorrogará los 1.000 euros de descuento por cada vehículo, a cambio de uno con más de ocho años de antigüedad. El PIVE II contabiliza ya 115.000 reservas de las 150.000 que contempla, el equivalente a un 70%. Según la patronal de los fabricantes, Anfac, la demanda adicional provocada por el plan ha generado unos ingresos de 100 millones de euros, y el presupuesto podría agotarse este mismo mes.

Sin embargo, el canal de empresas sigue con su profunda caída. En junio se desplomaron las ventas en este segmento del mercado en un 24,4%, y en lo que va de año el retroceso se sitúa en el 22,8%. Por su parte, las matriculaciones entre las alquiladoras creció un 3% en el último mes, aunque en lo que va de año caen un 2,5%.

Previsiones

El próximo agotamiento del Plan PIVE II y la falta de concreción sobre su renovación no invita a pensar que este año se cierre en el mismo nivel de ventas que el anterior, cerca de las 700.000. La patronal de los concesionarios, Faconauto, sostiene que así será, mientras que la de los vendedores, Ganvam, cree que pese a los incentivos "dificilmente" podrá alcanzarse. Anfac ya redujo sus previsiones de 700.000 al entorno de las 680.000, y las marcas ya trabajan en un escenario de 650.000 unidades.

Normas