El objetivo es impulsar la financiación no bancaria

El Gobierno reformará los fondos de inversión y el capital riesgo

El objetivo es elevar la capacidad de las empresas para financiarse sin acudir a los bancos

La reforma se sumará a los cambios previstos en planes de pensiones

Descarta otro decreto de provisiones y reconoce el interés de inversores en NCG y Catalunya Banc

La reforma financiera que hasta el momento ha tenido que concentrarse inevitablemente en la banca promete extenderse a otros sectores de la industria de las finanzas que hasta ahora han asistido sin apenas cambios jurídicos a los profundos cambios registrados en la banca. El Ministro de economía, Luis de Guindos, ha avanzado que el Gobierno prepara una nueva ley financiera dirigida a fondos de inversión y al capital riesgo.

Esta vez no habrá más decretos de provisiones, que Guindos descarta de plano, ni nueva legislación sobre productos financieros, incluidas las preferentes.“Los cambios normativos se dirigen a hacer los fondos de inversión más sencillos y más fáciles para que las gestoras españolas puedan competir con las extranjeras. Y queremos hacer más atractivo el capital riesgo”, ha apuntado Luis de Guindos durante su intervención de esta mañana en el foro organizado por el diario Cinco Días. En definitiva, se trata de buscar “nuevas fórmulas de financiación no bancaria”, que en España apenas se han explorado, según explicó el ministro.

Así, el proyecto del Ejecutivo, del que no avanzó más detalles, verá la luz antes de que acabe el año. Y se sumará a la reforma que ya está prevista para los planes de pensiones, en el marco de la revisión del Pacto de Toledo con la que se pretende modificar el actual sistema de pensiones públicas. De hecho, el objetivo es incentivar el ahorro privado de cara a la jubilación dando para ello más atractivo a los planes de pensiones, con la idea de que sean más líquidos, y tengan menores comisiones, que son “excesivas” en opinión de Guindos y podrían reducirse a la mitad. “España necesita reforzar su tasa de ahorro”, ha insistido Guindos.

Con esta nueva reforma financiera, los cambios regulatorios llegarán por tanto al conjunto de instituciones de inversión colectiva, una industria duramente golpeada por las turbulencias de los mercados y por la dura competencia que ha supuesto la guerra por captar depósitos de la banca. Fuentes del sector apuntan que para este año está ya prevista la transposición de directivas comunitarias relativas a los fondos de gestión alternativa y al capital riesgo, donde se hace necesaria una regulación común a nivel europeo. 

La reforma prevista para el capital riesgo sería otra de las vías con la que incentivar una financiación para las empresas menos dependiente de la banca, un objetivo en el que también se enmarca la creación del mercado de renta fija para pymes, aún en proyecto.

Defensa de la banca española

Guindos ha negado de forma tajante que el Gobierno esté preparando un nuevo decreto de provisiones, en esta ocasión las relacionadas con los créditos refinanciados. El Banco de España ha requerido al conjunto del sector que revise y reclasifique sus créditos refinanciados, con el objetivo de que aflore la posible morosidad oculta que se hubiera escondido con la intención de no reconocer las dificultades en el pago. Los dos decretos de provisiones exigidos a la banca en 2012 se hicieron bajo “circunstancias extraordinarias”, afirmó Guindos, que recordó en el pasado año el sector realizó provisiones por 86.000 millones de euros y captó capital por otros 50.000 millones, incluyendo el rescate europeo y las medidas tomadas por las entidades que no recibieron ayudas.

Interés en Catalunya Banc y Novagalicia

“La banca española ya no es un elemento diferencial” señaló Guindos, en su argumento de que el sistema financiero ha completado su proceso de reestructuración, a pesar de que aún quede por resolverse el destino definitivo de Novagalicia y Catalunya Banc. El ministro de Economía ha reconocido que existe interés de inversores en entrar en el capital de Novagalicia y Catalunya Banc, si bien ha matizado que serán el FROB y el gobierno quienes deban valorarlo y tomar una decisión con la que “maximizar el retorno” para el contribuyente. Para Bankia, en cambio, apuntó un horizonte en el que “saldrá del ámbito del FROB en algunos trimestres”, al tiempo que destacó que, tras recibir ayudas de capital por más de 22.000 millones de euros, está cumpliendo con sus previsiones y cuenta con “un equipo de gestión reconocido como de los más eficientes.

Decreto andaluz antidesahucios y claúsulas suelo

El ministro de Economía mencionó también las conclusiones que la Comisión Europea le ha transmitido sobre el decreto andaluz antidesahucios, que contempla la expropiación temporal de las viviendas en manos de la banca y de Sareb en los casos de desahucios de familias en riesgo de exclusión social. Bruselas ha advertido que el decreto puede amenazar la estabilidad del sistema financiero y del mercado inmobiliario, un argumento con el que Guindos coincide de pleno. En su opinión, esta legislación, tiene como consecuencia “que no se den hipotecas en Andalucía ni se vendan viviendas”. El Gobierno central aún no ha tomado la decisión de si recurre en los tribunales el decreto andaluz.

Guindos también recordó que el Gobierno ha pedido al Banco de España información sobre la aplicación que hacen las entidades financieras de la cláusula suelo de las hipotecas, después de que el Tribunal Supremo haya sentenciado que deben anularse en los casos en que esa aplicación sea abusiva y sin la suficiente transparencia e información para el cliente. “La sentencia del Supremo es clara, no se puede cuestionar”, apuntó.

Normas