El índice gana un 0,54% y la prima cae de los 300 puntos

El Ibex frena ante los 8.200 a la espera de la Fed

La prima cae de los 300 puntos, pese a que el Tesoro debe pagar más en la subasta de letras

El euro sube a 1,34 dólares y recupera niveles del pasado febrero

Un viandante observa un monitor con cotizaciones del Mib.
Un viandante observa un monitor con cotizaciones del Mib. Reuters

La prudencia ha dominado hoy el mercado de renta variable, que contiene el aliento a la espera de conocer el resultado de la reunión de la reserva federal, que se ha iniciado hoy y que dará mañana su último veredicto sobre la economía de Estados Unidos. El gran temor de los inversores es que haya un cambio en la política de estímulos mantenida hasta ahora y que una retirada precipitada de estos deje a la economía, y a los mercados, sin el apoyo fundamental que han tenido hasta ahora.

 En este contexto, las Bolsas europeas han preferido tomarse la sesión de hoy como un compás de espera. El Ibex, que llegó a superar brevemente el nivel de los 8.200 puntos, ha cerrado en los 8.180,2, con una ligera subida del 0,54%, un avance aun así algo más pronunciado que la débil evolución mostrada por el resto de Bolsas europeas.

 En el mercado de deuda, el Tesoro español ha colocado 5.000 millones de euros en letras, en línea con lo previsto, aunque los tipos han subido: a seis meses al 0,821%, frente al 0.492% de mayo, y en las de 12 meses, el tipo de interés crece del 0,994% al 1,395%. El jueves, habrá una nueva colocación entre 3.000 y 4.000 millones de euros en bonos a 5, 8 y 10 años. Después del examen de la deuda y contra lo que podría esperarse, ya que el Tesoro ha tenido que elevar los tipos de interés frente a la subasta anterior, la prima de riesgo se ha relajado hasta quedar por debajo de los 300 puntos básicos, mientras la rentabilidad del bono a diez años cae al 4,55%.

 El euro, por su parte, continúa ganando posiciones frente al dólar y se ha colocado en los 1,34, en niveles del pasado mes de febrero. En el ámbito macro en Alemania se ha conocido el índice de la confianza del inversor que publica el Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW): el indicador subió en mayo 2,1 puntos hasta 38,5 puntos, mejor de lo que esperaba en mercado, lo que dio cierto impulso (aunque momentáneo) a los índices. "Los expertos financieros mantienen la opinión de que la economía alemana ganará velocidad posiblemente en la segunda mitad del año”, indicó el instituto.

 Por su parte, el Banco de España ha publicado la morosidad de los créditos a particulares y empresas,que ha escalado al 10,8% en abril, cuatro décimas más que el mes anterior.

En Estados Unidos, el índice de precios de consumo (IPC) subió un 0,1% en mayo, y ha aumentado un 1,4 % en un año. La tasa ha estado ligeramente por debajo de lo esperado por el consenso de los analistas (auguraban en torno al 0,2%), lo que puede indicar que la inflación no es una amenaza para la economía y puede dar mayor libertad a la Reserva Federal para continuar con su política de estímulo monetario.

De esta forma, se interpreta que, con la inflación controlada pero con una tasa de paro todavía muy elevada "en términos relativos históricos", señalan desde Link Securities, la Fed mantendrá "sin cambios sus actuales políticas acomodaticias" para apuntalar la recuperación económica.

No obstante, y aunque el mercado asume que no habrá cambios drásticos en la política de la Fed, sí se anticipa "algún mensaje de Bernanke sobre la dirección de los estímulos, y el mercado se muestra siempre volátil cuando espera alguna información", señalan a Reuters analistas de Palisade Capital Management.

 

 

 

 

Normas