Por 55 millones

Deloitte retrasa la firma del crédito de 55 millones a Pescanova

Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.
Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.

Los profesionales de Deloitte nombrados administradores concursales de Pescanova y representantes de los mayores bancos acreedores del grupo gallego tienen previsto firmar esta semana el crédito de 55 millones para la compañía. La consultora y los bancos tenían previsto reunirse hoy pero, de acuerdo a fuentes financieras, la reunión ha sido aplazada.

Los comités de riesgo de Sabadell, CaixaBank, NCG, Popular, Deutsche Bank, BBVA y Santander han dado ya el visto bueno a la firma a firmar dicho crédito, de acuerdo a las fuentes consultadas, y solo faltaría Bankia. Las mismas fuentes indican que el retraso en la firma podría deberse a que Deloitte sigue en conversaciones con otras entidades extranjeras para que se sumen al grupo, después de que se haya descolgado el alemán Commerzbank. Deutsche Bank había exigido la presencia de otra entidad financiera extranjera.

Hasta ahora, solo la Xunta ha comunicado oficialmente que aportará cuatro millones de euros de los 55 millones que ha pedido el grupo que preside Manuel Fernández de Sousa. La cantidad restante será repartida de manera proporcional entre el resto de las entidades participantes. El préstamo se otorgará a un tipo de interés del euríbor más el 4% y a un plazo de siete meses.

Como contrapartida, la banca ha exigido a Deloitte tener prioridad en el cobro de esta deuda, así como dos avales: la marca Pescanova y la sede que tiene la alimentaria en Chapela (Pontevedra). Fernández de Sousa, ahora apartado de la gestión por el juez, valora la marca de la empresa gallega por encima de los 500 millones.

Según los últimos datos facilitados por la compañía, la deuda del grupo asciende a 3.000 millones, una cantidad a la que se suman 369 millones en bonos convertibles.

Normas
Entra en El País para participar