Pros y contras de las dos vías de reclamación de los dueños de híbridos

Consejos para preferentistas: ¿ir a juicio o acudir al arbitraje?

El afectado a menudo solo cuenta con la asesoría del propio banco

El arbitraje es en cambio gratuito y suele durar en torno a dos meses y medio

Pleitear es más largo y caro que la vía extrajudicial

Sede de Bankia en Madrid.
Sede de Bankia en Madrid.

La solución auspiciada por Bruselas para los preferentitas y titulares de deuda subordinada de las tres entidades nacionalizadas (Bankia, NCG Banco y Catalunya Banc) afronta su tramo final. Los afectados de Bankia pueden pedir el arbitraje hasta el próximo 30 de junio, los de NGG Banco, hasta el 17 de junio y los de CatalunyaBanc, hasta el 12 de julio. La opción de los tribunales también está abierta, pero no son compatibles. Hay que decidir entre una y otra. Esta es una guía práctica que compara la utilidad de cada posibilidad:

P ¿A qué obliga el arbitraje al titular de preferentes?

R La decisión del árbitro, llamado, laudo arbitral, cierra la puerta de los tribunales (al menos a la vía civil, aunque no penal, según fuentes jurídicas) y resuelve definitivamente sobre el fondo del asunto. Esto quiere decir que no habrá revisión por una segunda instancia, mientras que la sentencia de un juzgado puede ser objeto de un recurso de apelación y, en última instancia, llegar incluso ante el Tribunal Supremo. Otra diferencia con respecto a una sentencia judicial es que los laudos son privados y solo las partes (entidad y usuario) tienen derecho a conocer los resultados. Las entidades aseguran que el árbitro está otorgando el 100% del principal menos la diferencia de intereses que ha reportado el producto híbrido en comparación con un depósito.

P ¿Pueden ir todos los preferentistas al arbitraje?

10.000

euros invertidos por clientes minoristas. Los afectados que queden por debajo de este techo tienen prioridad para acceder al arbitraje.

R Sí, todos los dueños de estos productos pueden acudir al arbitraje. Aunque solo tendrán claras opciones de éxito los casos más flagrantes de mala praxis en la comercialización. Solo en Bankia, ya se han recibido solicitudes por más de un tercio del total de 300.000 afectados, de las que el 67% se concentran en Madrid y la Comunidad Valenciana. Los expertos consultados recuerdan que no todas las solicitudes pasan la criba. De hecho, NGG Banco espera que se quede fuera un 35% de las solicitudes.

P ¿Qué fución cumple el “experto independiente”?

R Una vez aceptada la solicitud de arbitraje, entran en juego las auditoras externas contratadas por las entidades (CatalunyaBanc a Ernst & Young, NCG Banco y PwC y Bankia a KPMG). Son los conocidos como “expertos independientes” que deciden si cada caso concreto entra o no y, además, fija el tope máximo de dinero que se vaya a devolver de acuerdo con la entidad. La decisión final del árbitro nunca podrá ser superior a este techo fijado.

33%

de los preferentistas de Bankia ya han solicitado el arbitraje. En concreto, son 109.000 solicitudes sobre un total de 300.000 desde que se abriera el plazo el 17 de abril.

P ¿Qué perfiles son más aproapiados para cada vía?

R Tienen preferencia, aunque solo a efectos de su tramitación, los clientes minoristas que hayan invertido menos de 10.000 euros. Con más papeleteas aún cuentan los clientes que, con una inversión por debajo de este umbral, pasaron su dinero de un producto de bajo riesgo (depósitos, por ejemplo) a una participación preferente. Otras circunstancias que refuerzan la tramitación y aceptación del arbitraje son: que el firmante sea un menor de edad o un discapacitado y no haya intervenido el correspondiente tutor o representante legal; o que no estén correctamente firmados los test de conveniencia (un documento obligatorio que demuestra que el perfil del cliente se corresponde con los riesgos del producto ofertado).

P ¿Quién me puede asesorar mejor?

R Todos los expertos consultados coinciden en que es muy conveniente buscar asesoramiento profesional e independiente antes de dar cualquier paso: abogados, gestores administrativos o incluso economistas. Y por lo general, la mayoría de clientes es asesorado solo por empleados de las oficinas del propio banco. El primer cometido del asesor ha de ser, según los expertos, llevar a cabo un pronóstico de las posibilidades de éxito de la reclamación del afectado por cada una de las vías.

P ¿Quién debe presentar los documentos?

R El primer paso es rellenar un formulario solicitando el arbitraje, que adjuntará documentos acreditativos como copia del contrato, del test de conveniencia o documentos que prueben la incapacidad del firmante. En los casos de NCG Banco y CatalunyaBanc esta solicitud puede presentarse de los organismos municipales de consumo, de los comarcales, de la propia Agencia Catalana de Consumo o de las propias sucursales de la entidad. Los preferentitas de Bankia están obligados a acudir a las oficinas del banco. Los expertos recomiendan tomar la iniciativa y obligar a la entidad a enseñar sus cartas. La mejor fórmula es enviar un escrito a la entidad solicitando que sea ella quien presente la documentación. De esta manera, el afectado conocerá la situación de su caso concreto. Esto será una importante ventaja para su abogado.

P ¿Puedo echarme para atrás una vez iniciado el arbitraje?

R No y sí. El arbitraje propiamente dicho comienza una vez que el “experto independiente” acepta la solicitud y el afectado decide efectivamente acogerse al criterio del árbitro mediante la firma del Convenio de arbitraje. Pero el cliente puede también, pese al permiso del experto, no continuar con la vía arbitral. Este es uno de los momentos clave en los que la intervención de un asesor profesional e independiente toma protagonismo. Porque la decisión de si merece la pena o no optar por el arbitraje de penderá en gran medida de la comparación entre el tope máximo de inversión que pudiera recuperar el cliente y el análisis que haya hecho el asesor.

P ¿Cuánto cuesta uno y otro? ¿Qué opción es más barata?

R De entrada, pleitear es más largo y caro. En cambio, el arbitraje es gratuito. Para acudir ante los tribunales hay que pagar al abogado y, además, el proceloso viaje puede acabar con una condena en costas. Sin embargo para los casos que no sean flagrantes, en el marco de un procedimiento se cuenta con más margen, con más armas para lograr la devolución de la inversión. Además, los expertos consultados afirman que de ganar el pleito, puede conseguirse incluso que el banco devuelva también el interés del dinero más dos puntos como compensación por los perjuicios sufridos.

P ¿Cuánto tarda cada uno?

R Los expertos coinciden en que no es fácil trazar un calendario. Una vez que el cliente presenta la solicitud de arbitraje, pasa en torno a un mes hasta que se filtra por parte del asesor externo. El proceso total puede durar en torno a dos o dos meses y medio. Sin embargo ya hay 73 laudos de Consumo favorables a los clientes de preferentes de Bankia, lo que significa que apenas han tardado unas semanas en resolverse. El procedimiento civil es sin embargo más largo. El puñado de sentencias que ya existen a favor de preferentistas corresponde a demandas presentadas en 2011.

Posible embargo a Bankia por la venta

Normas