El lujo se queda en el concesionario

¿Cuántos Lamborghini se han vendido en España?... ¡Uno!

Lamborghini Aventador
Lamborghini Aventador

Si las ventas de automóviles sirven de algún modo como un termómetro más de la situación económica de un país, el mercado español refleja a la perfección la fiebre aguda por la que atraviesa España, agravada en lo que va de este año 2013. Dentro de un contexto en el que apenas se venden coches, 313.576 en los primeros cinco meses del año (-5,8%), las matriculaciones de los vehículos más caros se desploman a doble dígito.

Según los datos de la patronal de los fabricantes, Anfac, las ventas de automóviles del segmento de lujo han caído un 33,5% en lo que va de año. Los del segmento ejecutivo un 30%, los deportivos un 11% y los todoterrenos de lujo un 30%. Si bien ningún segmento ha ganado terreno con respecto al año pasado, los de vehículos pequeños y compactos de gama baja son los que menos han caído. Algo que da la razón a las marcas Premium, que han basado su estrategia para superar la crisis del mercado a nivel europeo diversificando su oferta y ofreciendo vehículos de todos los tipos, desde utilitarios a todocaminos.

Audi, líder de las Premium en España, solo ha caído un 0,1% en lo que va de año. Una contención basada en el buen rendimiento de sus vehículos de gama más baja. El Audi A1 ha aumentado sus ventas un 35,5%, y el A3 un 7,4%, algo importante ya que son los modelos que más vende. La tendencia cambia a medida que se sube en la gama. A partir del A4, su berlina estándar, todo son porcentajes negativos: el A5, una berlina deportiva, cede un 23%, el A6 un 22%, el A7 un 35% y el A8, la berlina de representación más vendida, cae un 34%. Lo mismo ocurre con sus todoterrenos. Del más caro, el Q7, se han vendido 179 unidades este año, un 50% menos. En BMW esta tendencia se observa en el rival del A8, la Serie 7, que ha caído un 60%, y en los grandes todocaminos, como el X5 (-25%), el X6 (-14,1%) y el deportivo Z4 (-31%). La marca bávara sí ha conseguido crecer este año, un 7,1%, gracias a los buenos datos de la nueva generación de la Serie 3.

Pero si las marcas Premium clásicas han conseguido amortiguar la caída de las ventas llegando a segmentos más bajos, las más “comprometidas con el lujo” no pueden decir lo mismo. Las dos referentes, Infiniti (Grupo Nissan) y Lexus (Toyota) ha registrado fuertes descensos, especialmente en el primer caso. Todos sus modelos han tenido caídas. De los ocho modelos que componen su gama, cinco han visto caer sus ventas por encima del 60%. En 2013, Infiniti ha vendido un 50% menos que en el mismo período del año pasado. Por su parte, Lexus ha matriculado 713 coches hasta mayo, lo que representa una caída del 23,1%, que se eleva hasta el 40% en su modelo más vendido, el CT.

Ni siquiera las más deportivas han podido salvar el inicio del año. Porsche cede un 25%, con una llamativa caída en sus modelos de más mercado, el Cayenne y el Panamera, que han caído un 38% y un 46,4% respectivamente. Ferrari, Lamborghini y Maserati, los máximos representantes de la deportividad unida al lujo, han visto caer sus ventas un 33%, un 50% y un 10% respectivamente. En lo que va de 2013, solo se ha vendido un Lamborghini en España.

Los vehículos de las gamas más altas registran grandes caídas de ventas, a diferencia de los modelos más básicos y discretos. Este año solo se ha vendido un Lamborghini en España.

Normas