Negocian un tipo de interés del euríbor más el 4%

La banca perfila hoy con Deloitte los detalles del crédito urgente a Pescanova

Se baraja un plazo de amortización de entre nueve y 12 meses

La banca no prevé que el crédito este firmado esta misma semana

Fábrica de Pescanova en Chapela (Pontevedra).
Fábrica de Pescanova en Chapela (Pontevedra). REUTERS

Los principales bancos acreedores de Pescanova –Sabadell (222 millones de euros), Popular (165,5 millones), Novagalicia Banco (161,58 millones), CaixaBank (157,44 millones) y Bankia (126 millones), integrantes del comité de seguimiento junto a Deutsche Bank (esta entidad también analiza dar más liquidez a la compañía) y Royal Bank of Scotland– tienen previsto reunirse hoy con Deloitte, administrador concursal de Pescanova, para seguir negociando las condiciones del préstamo requerido por la empresa de forma urgente para seguir operando, por 55 millones de euros.

De acuerdo a fuentes financieras las entidades trasladaron a última hora del pasado viernes a la consultora su intención de aportar el crédito solicitado a unas condiciones de euríbor más el 4% y a un plazo de entre nueve y doce meses. Las fuentes consultadas no esperan que el préstamo pueda estar disponible esta misma semana e indican que cada entidad aportará parte del préstamo de los 55 millones de forma proporcional a su cantidad de deuda con el grupo gallego.

En total, la deuda bancaria de Pescanova superaría los 3.000 millones de euros, de los cuales unos 1.900 corresponden a su matriz y el resto a filiales, tanto españolas (unos 400 millones) como extranjeras (unos 700 millones). A este importe se suman además unos 375 millones de euros correspondiente a las emisiones de bonos. La cantidad de entidades financieras acreedoras, más de un centenar según las fuentes consultadas, dificulta la toma de decisiones conjunta por parte de los bancos.

Valora la acción a menos de tres euros

El fondo estadounidense College Retirement Equities valora las 83.354 acciones que posee de Pescanova en 316.000 dólares, lo que supone otorgar un valor a cada acción del grupo gallego de 3,79 dólares, menos de tres euros, según ha informado la sociedad al regulador del mercado de Estados Unidos (SEC), en un comunicado sobre las valoraciones actualizadas de participaciones en compañías cotizadas de todo el mundo.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendió por última vez la acción de Pescanova cuando la compañía cotizaba a 5,9 euros por acción, el pasado 12 de marzo. Cuando Pescanova comunicó su intención de solicitar preconcurso de acreedores, el 1 de marzo, la acción del grupo cotizaba a 17,4 euros.

Grupo Damm, segundo mayor accionista de Pescanova con el 6,2% del capital, se ha anotado unas pérdidas de 21 millones de euros tras actualizar el valor de las acciones del grupo gallego.

La crisis, al Parlamento gallego

El portavoz del PP en el Parlamento gallego, Pedro Puy, manifestó ayer que su grupo estudiará la petición del BNG para constituir una comisión de investigación en el Parlamento gallego sobre Pescanova aunque avanzó que no la ve “necesaria”, informó Efe.

El BNG ha registrado en el Parlamento gallego una proposición no de ley en la que solicita, entre otros puntos, la creación de una comisión de investigación sobre el estado financiero de la empresa Pescanova y el uso de las ayudas públicas recibidas del Gobierno gallego.

Preguntado por esta cuestión, Puy señaló en conferencia de prensa que antes de entrar en ayudas públicas a determinadas empresas habría que revisar otras, como los avales concedidos por un exconsejero del BNG a la empresa Alfageme “después de perder las elecciones por un importe muy significativo”. Aseguró que su grupo analiza todas las propuestas de la oposición antes de tomar una decisión, pero dijo que no considera “que sea necesario” una comisión de investigación específica, ya que se trata de una compañía “judicializada”, en concurso de acreedores y en la que, por su carácter de “cotizada”, el control corresponde a la CNMV.

Normas
Entra en El País para participar