El acuerdo se hará oficial en el Consejo de Política Fiscal y Financiera

Rajoy y los barones regionales se dan un mes para pactar el déficit a la carta

Las cumplidoras esperan recibir compensaciones por el esfuerzo de reducción

Las incumplidoras auguran que Rajoy será sensible con su delicada situación financiera

Foto de familia del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy (c), junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (3d-primera fila); la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (3i-primera fila), y los presidentes de las comunidades gobernadas por el PP, antes de la reunión que han mantenido hoy en la sede del Partido en Madrid.
Foto de familia del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy (c), junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (3d-primera fila); la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (3i-primera fila), y los presidentes de las comunidades gobernadas por el PP, antes de la reunión que han mantenido hoy en la sede del Partido en Madrid. EFE

El PP organizó esta reunión para cerrar la brecha que se estaba abriendo con motivo de la fijación del objetivo de déficit que tendrán que cumplir las autonomías este año. En principio iba a ser del 1,2% del PIB regional, pero la asfixia de algunas comunidades (en especial Cataluña) convenció al Ejecutivo para crear un déficit a la carta:más margen para aquellas que no hayan cumplido y que tengan más problemas. Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares secundan esta opción frente a la que se han rebelado Extremadura, Madrid, Castilla y León, Aragón o Galicia entre otras, que la consideran injusta y arbitraria.

Nadie dio su brazo a torcer, según reconocieron fuentes oficiales presentes en la reunión, y el posible acuerdo se ha retrasado hasta la convocatoria del próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, previsto para finales de junio o principios de julio. Buena prueba de ello es la falta de concreción del comunicado emitido tras la reunión. “Las comunidades gobernadas por el PP manifiestan su firme compromiso para continuar por el camino de la consolidación fiscal, han acordado que la definición de los objetivos de déficit se llevará a cabo, una vez fijados a nivel europeo, de acuerdo con criterios objetivos y a través del dialogo con todas las CCAA, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera y reiteran su compromiso de lealtad constitucional, clave en la definición de un marco de relaciones entre Administraciones que preserve la calidad de los servicios públicos esenciales”.

Feijoo: "Nadie puede verse perjudicado por haber cumplido"

En otras palabras, que habrá déficit a la carta, pero diseñado con criterios objetivos y “no políticos”, tal y como confesó Rajoy a los presidentes autonómicos. A las comunidades cumplidoras les prometió compensaciones y a las incumplidoras más margen para no asfixiarlas. Ahora la clave está en encontrar el punto de equilibrio entre posiciones tan dispares.

Fabra: "Se necesita un déficit diferenciado porque hay una financiación diferenciada"

Todos aprovecharon su turno de palabra frente a Rajoy para reafirmar su compromiso con la consolidación fiscal y su posición frente al déficit asimétrico. En el lado de los cumplidores, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tildo de útil y productivo el encuentro. “Hay un principio básico y es que nadie puede perjudicarse por haber cumplido”. Uno de los más beligerantes con el déficit a la carta, el extremeño José Antonio Monago, constató que la comida al menos sirvió para una cosa importante. “Expresar las diferencias en una mesa cara a cara en lugar de reprochárselas públicamente a través de los medios de comunicación”, remarcó.

En el lado de las incumplidoras, el presidente valenciano, Alberto Fabra, sintetizó la argumentación de las regiones que superaron el 1,5% de déficit. “Se necesita un déficit diferenciado porque precisamente ha habido una financiación diferenciada”, apuntó. El presidente balear José Ramón Bauza también apuntó en esa dirección. “Igual que en Europa hay un criterio de déficit distinto para cada uno de los países es de sentido común que en España haya un criterio diferente porque no todas parten del mismo punto”, asegúro.

Montoro pide reducir más el sector público

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reclamó ayer a las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular que hagan un esfuerzo adicional por reducir su estructura y acabar así con las duplicidades entre distintas administraciones. Así se lo comunicó el titular de Hacienda a los consejeros de Presidencia de las citadas comunidades durante una reunión celebrada ayer en la sede madrileña de la calle Génova con anterioridad al encuentro de Rajoy con los barones autonómicos. En la reunión a la que también asistieron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, Montoro se centró en explicar la reforma de la administración que está preparando el Gobierno (incluida en el plan nacional de reformas con un plazo de presentación que no excederá del segundo trimestre de este año). La hoja de ruta para la puesta en marcha de esta reforma comenzará su camino una vez que el Consejo de Ministros presente a finales de junio el informe que está elaborando la comisión de expertos creada por el Ejecutivo.

El principal objetivo del Ejecutivo es acelerar el adelgazamiento al que se iba a someter al sector público desde mediados de 2010, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente. Un proyecto que ha sufrido sucesivos retrasos. En junio de 2010 había 2.404 entes autonómicos y el objetivo era eliminar 675 organismos de titularidad regional, más de un 28% del total. Dos años después, el objetivo no se ha logrado y apenas se han suprimido 198 entes, un 30% de lo estimado inicialmente. En comunidades como Aragón, donde estaba prevista la supresión de 18 organismos, el número ha crecido en tres.

Normas
Entra en El País para participar