La remuneración pasa del 1,2% actual al 1%

ING sitúa la rentabilidad de la cuenta naranja en su mínimo histórico

Primero fueron los depósitos y ahora ha llegado el turno de las cuentas remuneradas. ING Direct vuelve a recortar la rentabilidad ofrecida al pequeño inversor. A partir del próximo 1 de julio los clientes que dispongan de una cuenta Naranja pasarán a recibir un 1% frente al 1,2% que la entidad está dando en la actualidad. Con este recorte, los tipos de interés prometidos se sitúan en su nivel más bajo. 

La decisión del Banco Central Europeo de rebajar el precio el dinero al 0,5%, su mínimo histórico, se hace sentir en las rentabilidades de los productos bancarios destinados al inversor que busca sacar provecho a su dinero corriendo el menor riesgo posible. Sin embargo, las opciones que existen en el mercado son cada vez más escasas. La decisión del BCE de recortar los tipos con el objetivo de estimular el crecimiento y reactivar el flujo del crédito se suma a las recomendaciones efectuadas a comienzos de año por Luis María Linde para evitar que las entidades se enzarzasen en una batalla para captar clientes. El resultado de todo esto: el fin de la guerra del pasivo que tanto daño estaba provocando en los balances de los bancos en un momento en que estos no atravesaban su mejor época.

El resto de condiciones de la cuenta Naranja permanecen sin cambios. Así, no se cobrara a los clientes comisiones de ningún tipo (ni por mantenimiento de cuenta, nin por transferencias, ni por ingreso de cheques), con total disponibilidad y sin condiciones de ningún tipo.

La oferta que ING Direct anuncia en su página web acerca de la cuenta naranja va acompañada de la apertura automática del depósito naranja a 4 meses. Durante ese periodo de tiempo la rentabilidad ofrecida pasa a ser del 2,6%.

Además de ING, la otra firma que también ha rebajado la rentabilidad de sus productos es Bankinter. A la cuenta Coinc se sumaron poco después el resto de depósitos que vieron mermada su remuneración un 0,25%.

En los próximos meses el mercado asistirá a nuevas rebajas de las rentabilidades por parte del resto de entidades. Esta reacción es una respuesta lógica a las medidas anunciadas por el BCE. No se descarta que en las próximas reuniones del Consejo de Gobierno se aprueben nuevos recortes en el precio del dinero a pesar de las reticencias de Alemania que en la pasada cita frustró la propuesta de países que reclamaban una caída de los tipos de hasta el 0,5%.

Normas