Carta enviada a los clientes

Así explica Bankia a los dueños de preferentes que serán accionistas

Advierte que el documento "no revela todos los riesgos" de la inversión en Bankia

El día 28 tendrán disponibles las acciones en sus cuentas de valores

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

El proceso ha sido largo, muy, muy largo. Ya antes del verano del año pasado, la entidad trató de dar una solución para los dueños de preferentes y deuda subordinada de  las cajas de ahorros que la forman: Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia. Los clientes más afectados, por supuesto, han sido los de Caja Madrid y Bancaja, con más de 4.900 millones de euros del importe en circulación.

En la carta adjunta, Fernando Sobrini Aburto, director de Banca Particulares de Bankia, informa de que la compra “obligatoria en efectivo, por parte de Banco Financiero y de Ahorros [la matriz del banco ]de la totalidad de las participaciones preferentes e instrumentos de deuda subordinada, destinándose dicho importe, necesariamente, a la suscripción de acciones de Bankia de nueva emisión”. Es decir, los dueños no recibirán dinero sino acciones.

BANKIA 1,78 2,65%

El documento advierte que toda la información relativa a la recompra y suscripción de acciones puede consultarse en la nota de valores y resumen. Y especifica que “antes de que comiencen a cotizar las nuevas acciones de Bankia le informaremos del resultado particular de su operación de canje”. En una suerte de posdata, Bankia advierte que el documento "no revela todos los riesgos ni otros aspectos significantes relacionados con la inversión en los valores/operaciones de Bankia".

Las condiciones, sin embargo, ya se conocen. Los dueños recibirán acciones con diferentes quitas en función del instrumento. Los de preferentes sufrirán un descuento medio del 38% (recibirán 62 euros en acciones por cada 100 euros invertidos) y los de deuda subordinada perpetua, del 36%. En la deuda subordinada con vencimiento será de un 13%. Cada emisión, sin embargo, sufrirá un descuento concreto que puede consultarse en el folleto de recompra obligatoria de los híbridos.

Las cajas de ahorros que forman Bankia vendieron 6.500 millones en híbridos y, de esta cantidad, unos 3.125 corresponden a participaciones preferentes (la mayoría, de la emisión de 3.000 millones que efectuó Caja Madrid en 2009). A los propietarios se les darán acciones a 1,352 euros. Los actuales dueños de preferentes podrán obtener liquidez al vender en Bolsa las acciones que les den en el canje a partir del 28 de este mes, cuando comiencen a cotizar las nuevas acciones.

Caída de la acción


Bankia ha enviado también una carta a sus actuales accionistas –la inversión en Bankia cae más de un 99% respecto al precio de salida a Bolsa en julio de 2011– en el que explica someramente el proceso de las dos ampliaciones de capital. Primera la de 10.700 millones de euros y a la que pueden acudir utilizando sus derechos de suscripción prefernete. Y, segunda, la del canje de híbridos por hasta 5.210 millones. "Con posterioridad a estas operaciones, Bankia habrá concluido su proceso de recapitalización y contará con unos fondos propios supierores a los 10.300 millones de euros y  un ratio de capital Core EBA superior al 9,5%", asegura en la carta.

Hoy Bankia ha corregido en Bolsa, pese a que todavía está lejos de un precio medianamente lógico. Ha caído un 10,98%, hasta 5,02 euros por acción, mientras que los derechos se han desplomado un 93,62%, hasta 0,03 euros. Mañana será el último día en que coticen los derechos de suscripción; después su valor será cero. Así, las única dos opciones de los dueños de derechos es venderlos en Bolsa o acudir a la ampliación de capital.

Por cada derecho se tiene derecho a comprar 397 acciones nuevas de Bankia a un precio de 1,352 euros para cada una de ellas lo que supone un desembolso de unos 537 euros.

La cotización de los derechos es el resultado exclusivo de la especulación más salvaje. “Lo lógico es que su valor sea testimonial, puesto que quien cargará con el peso de la primera ampliación de 10.700 millones de euros para apuntalar la solvencia del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri será el FROB, a través de BFA. Y el FROB no necesita derechos de suscripción”, explica un experto que conoce la operación. Sería contrario al sentido común que los actuales accionistas minoritarios acudan a la ampliación de capital, al menos en un porcentaje significativo.

“Lo lógico es que el día 28, cuando está programado que comiencen a cotizar los nuevos títulos, el torrente de órdenes de venta sea formidable. De entrada, el primer precio medianamente lógico serían los 1,35 euros (el precio al que entrará el FROB); pero previsiblemente no se quedará ahí, puesto que el valor contable de Bankia ronda los 0,9 euros por acción”, explica un analista. Y ningún banco comparable cotiza ni remotamente al precio de su valor en libros. Los descuentos oscilan entre el 40% y el 60% para entidades como Popular, Sabadell o Bankinter.

Normas
Entra en El País para participar