Anuncia que incrementará o reducirá la cuantía en función de la evolución económica

La Fed de EE UU mantiene su programa de compra de bonos

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke.
El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke. EFE

La Reserva Federal de Estados Unidos ha mantenido, tal y como estaba previsto, los tipos de interés en una horquilla de entre el 0% y el 0,25%, nivel en el que se encuentran desde diciembre de 2008. El Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por sus siglas en inglés) mantuvo además sin cambios su programa de compra de bonos en 85.000 millones de dólares mensuales, aunque en su comunicado se reflejó por primera vez que podría aumentar o disminuir la cifra actual “en función de si cambian las perspectivas del mercado laboral o de inflación”, una posibilidad que ya era esperada por el mercado después de que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, apuntara en este sentido en su última rueda de prensa.

La Fed destacó en su comunicado que se mantiene un “moderado” ritmo de crecimiento y una “elevada” tasa de desempleo, que en marzo se situó en el 7,6%. Además, el FOMC subrayó los avances registrados en el consumo de los hogares y las inversiones de las empresas, al mismo tiempo que el sector inmobiliario continuó fortaleciéndose, aunque advirtió de que la política fiscal está lastrando el crecimiento de la economía. Mientras que sobre la evolución de precios, la institución presidida por Bernanke apreció que la inflación ha llegado a caer algo por debajo del objetivo a largo plazo y señalaron que las expectativas de inflación a más largo plazo se mantuvieron estables en el último mes.

La Reserva Federal puso en marcha el primer programa de compra de bonos en noviembre de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers. Un programa denominado quantitative easing que en diciembre de 2012 se incrementó hasta 85.000 millones al mes con el fin de fomentar una recuperación “más fuerte” de la economía estadounidense y garantizar que la tasa de inflación se mantuviera en línea con el mandato que ostenta la Fed, a la espera además de que la tasa de paro de Estados Unidos bajara del 6,5%, algo que hasta ahora no se ha logrado.

El mensaje de la Fed acabó elevando las pérdidas en Wall Street, una de las pocas plazas que abrió ayer, que comenzó la jornada con caídas tras conocerse un débil dato de empleo del sector privado de Estados Unidos. Según el indicador ADP de abril, el sector privado creó 119.000 empleos, la cifra más baja en siete meses, apuntando a una desaceleración del mercado de trabajo. Al cierre de la sesión, el índice Dow Jones restó un 0,94%, mientras que el S&P 500 cedió un 0,93% y el tecnológico Nasdaq un 0,89%.

Normas