La morosidad aumenta al 9,94%

Popular vuelve al beneficio y “crecerá” en créditos a pymes

Gana 104 millones, un 4% más, con plusvalías de 236 millones

El banco mantiene su objetivo de ganar 500 millones este año

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron.
El presidente de Banco Popular, Ángel Ron.

El nuevo consejero delegado de Banco Popular, Francisco Gómez, tuvo ayer un estreno positivo en la presentación de resultados. Entre enero y marzo el grupo obtuvo un beneficio atribuido de 104,2 millones de euros, el 4% más que un año antes.

Este resultado, uno de los más altos realizados por la banca en el mercado doméstico, los consigue tras provisionar 490 millones. Este saneamiento, en gran parte extraordinario, lo ha llevado a cabo con las plusvalías de 236 millones de euros generadas en el trimestre.

El banco mantiene su objetivo de ganar este año 500 millones de euros, y de repartir dividendo si las condiciones lo permiten en la segunda mitad del año (lo suspendió en 2012).Tras los fuertes saneamiento realizados el pasado año, y que llevó al grupo a realizar una ampliación de capital por 2.500 millones de euros, Popular intentó ayer presumir de su fortaleza. Así aseguró que el 16% de su riesgo total está cubierto.

Sus créditos morosos ascienden a 15.428 millones de euros, el 60,8% más que un año antes, que cuentan con unas provisiones de 9.088 millones, el 91,4% superiores a las de marzo de 2012. Su ratio de morosidad es del 9,94%, y como el resto de los bancos han pasado una parte de provisiones subestándar (las realizadas para ciertos sectores aunque estén al corriente de pago) a impagados. Pero a diferencia de otras entidades, Popular espera que su tasa de morosidad comience a descender en el segundo trimestre. De hecho, es uno de los pocos, sino el único en que los impagados de pymes descienden. “En nuestro caso la morosidad en empresas ha mejorado”, señaló Gómez.

El segmento de pequeñas y medianas empresas, precisamente, es su gran apuesta, pese a que fue también la que más le penalizó en los tests realizados el pasado año por Oliver Wyman y que le obligó a realizar su macroampliación de capital. Su volumen de créditos descendió un 2% en el año, pero si se compara solo el crédito a pymes el saldo subió un 2,4% sobre el cuarto trimestre.

Su intención es mejorar considerablemente su cuota de mercado en este segmento, que representa el 10% del total de la banca, “aunque nos correspondería el 6% por tamaño”, explica el directivo. De enero a marzo captó 15.310 clientes pymes.Este año “pondremos el foco en conceder a las pymes el crédito que reclaman”, explica Gómez, y pide al Gobierno “que impulse la financiación a pymes”.

De enero a marzo, Popular ha puesto a disposición de las pymes 3.700 millones, que suben a otros 3.000 millones con la línea ICO. Como en el resto de la banca, sus márgenes han descendido en un año, aunque espera que este primer trimestre “será el más bajo del año en cuanto al margen de intereses. A partir de ahora subirá como consecuencia de la positiva evolución de los costes de los depósitos (bajada de la remuneración)”.

En los primeros tres meses de ejericicio, el banco ha provisionado 490 millones (199 millones para dotaciones de inmuebles y otros 291 millones para el crédito, entre otras partidas). Esta cifra lleva el acumulado de provisiones genéricas a los 3.155 millones. Además, la entidad ha generado unas plusvalías de 133 millones por la venta de la unidad de recuperaciones, además de otros 56 millones con la venta del negocio de cajeros y otros cinco millones de la venta de inmuebles. 

En el capítulod e costes, la entidad ha sido capaz de reducirkos en un 12,8% en este primer trimestre, hasta 423 millones. En 2013, gracias a las sinergias provenientes de Pastor "y otras medidas de optimización de costes", la entidad espera reducirlos en otros 100 millones para el conjunto del año. Este capítulo ha permitido aumentar el margen de explotación un 7,4% hasta los 405 millones. La eficiencia se ha situado en el 46,7%. El banco espera mejorar esta ratio en el transcurso del año conforme mejore el margen de intereses y se consolide la reducción de costes prevista.

El banco pide estabilidad regulatoria

El consejero delegado cree que no será hasta 2014 cuando se producirá la recuperación económica, aunque lo ha condicionado a la implantación de “medidas contundentes” tanto en España como en los países de la zona euro. Gómez ha indicado que el sector financiero requiere de un “último empuje” para concluir su reestructuración, y reclamó que es “imprescindible” que las empresas y bancos españoles se financien a precios “similares” a los de sus competidores europeos.

El banquero ha solicitado al Gobierno unos niveles “adecuados” de competencia en la gestión del proyecto de coordinación de las entidades nacionalizadas –Bankia, Catalunya Banc y Novagalicia Banco–, al tiempo que ha pedido “estabilidad” regulatoria en cuanto a nuevos cambios en provisiones y de otras materias. “Esperamos que se mantengan adecuados niveles de competencia.

Pedimos que la gestión de la banca pública esté marcada por buenas normas de competencia”, recalcó ayer Gómez. También criticó la derrama extra del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para dar liquidez a las participaciones preferentes de las nacionalizadas que no cotizan (Novagalicia y Catalunya Banc). “Hubiese sido muy positivo que las entidades que no participaron en este producto no aportaran a esta derrama”, dijo. Popular calcula que destinará para dar liquidez a las preferentes de las firmas nacionalizadas 14 millones anuales durante siete años. El grupo seguirá analizando oportunidades.

 

Normas
Entra en El País para participar